Reflexiones Feministas

download Reflexiones Feministas

of 37

Embed Size (px)

Transcript of Reflexiones Feministas

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    1/37

    CUADERNOS

    CASA

    DE LA

    MUJER

    CENTRO

    DE ANLISIS

    Y

    DIFUSIN DE LA

    CONDICIN

    DE

    LA

    MUJER

    CASA

    DE

    LA

    MUJER LA

    MORADA

    OFICINAS:

    PURSIMA 25 TELEFONO Y

    FAX: 353465 377419

    ESTUDIOS

    RADIO

    TIERRA:

    DARDIGNAC

    97

    TELEFONO: 777384

    CASILLA

    5151 CORREO CENTRAL

    SANTIAGO CHILE

    REFLEXIONES

    FEMINISTAS

    Margarita

    Pisano

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    2/37

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    3/37

    i

    R L XION S

    F MINIST S

    Margarita

    Pisano

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    4/37

    INTRODUCCIN

    Este

    cuaderno de

    La

    Morada

    ha sido

    elaborado

    con las

    reflexiones

    generadas

    a

    partir

    de

    charlas

    discursos

    ponencias

    conversaciones

    y

    talleres

    feministas

    En

    cada

    uno

    de

    los textos

    seleccionados

    para

    conformar

    este

    cuaderno se

    encuentra

    presente

    parte

    del

    pensamiento

    feminista

    propuesto

    por Margarita

    Psano

    con una

    clara

    y

    enri

    que

    cedo

    r a

    visin

    latinoamericana

    .

    La

    totalidad

    de

    estos

    textos

    fueron

    i

    o

    dL i

    ciclos

    entre

    principios

    del ao

    1989

    y

    mediados de

    1990

    todos

    ellos

    fueron ledos

    en actividades

    organizadas por

    La Morada

    o

    en

    encuentros

    donde

    la

    autora

    asisti

    como

    invitada

    De

    este

    modo tenemos

    el

    agrado

    de

    presentar

    la re edicin de este

    cuaderno

    que

    contiene

    parte

    del

    discurso feminista

    de

    Margarita

    Pisano

    Coordinadora

    General

    de

    La

    Casa de

    la

    Muje r

    LA

    MORADA

    Santiago

    Agosto

    de

    1990

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    5/37

    NDICE

    DESCUBRIR

    EL GESTO

    DE GABRIELA

    MISTRAL

    Discurso

    Inaugural

    del

    Encuentro con

    Gabriela

    Mistral)

    Agosto

    1989 .

    EL DESPRENDIMIENTO:

    EXPERIENCIA NEGADA

    9

    Ponencia

    Sept iembre

    1989 .

    MOVIMIENTO DE

    MUJERES :

    GENERO

    Y

    AUTONOMA

    DOS

    CONCEPTOS

    CLAVES 2 0

    Charla

    Octubre 1989.

    ESPERANDO

    EL 8 DE MARZO EN LA MORADA

    2

    6

    Discursos

    Marzo

    1990.

    EL

    MUDO

    DEL

    SABER

    DESDE

    LA

    MUJER

    28

    Discurso

    pronunciado

    en

    el lanzamiento

    del

    libro

    Ser oltica

    en

    Chile,

    de

    ulieta

    Kirkwood)

    Abril 1990.

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    6/37

    Descubrir

    el

    gesto

    de

    Gabriela

    Mistral

    Buenas

    tardes

    amigas

    y

    amigos

    Les

    doy

    la

    bienvenida a este

    encuentro

    y

    deseo

    que

    cada

    una

    de Uds

    y

    todos

    encuentren

    algo

    que

    compartir

    con

    el

    conjunto

    de seres

    humanos

    que

    vamos

    a

    ser en

    estos

    dias

    Por qu

    nosotras

    feministas invitamos a

    leer

    a Gabriela

    Mistral?

    a

    indagar

    en

    la escritura

    de una

    mujer

    de

    una

    escritora?

    Esta

    pregunta

    me

    ha llevado

    a

    revisar mi

    propia

    relacin

    con

    GAbriela

    Mistral

    y

    tengo

    oon

    respecto

    a ella dos

    planos

    que

    se

    cruz n

    yo

    nac

    con

    un

    cuento

    de

    la Gabriela

    Mistral

    que

    quiero

    contarles:

    Cuando

    mi madre tenia

    15

    aos

    estudiaba en

    el liceo de Punta

    Arenas

    Gabriela

    Mistral

    y

    Laura

    Rodich

    llegaron

    de

    profesoras

    al

    liceo

    de

    nias de la

    ciudad

    i

    madre

    tena

    especial

    talento

    para

    la

    pintura

    talento

    que

    Gabriela

    Mistral

    entonces

    directora del

    liceo

    apoy

    y

    cultiv

    hasta

    obtener

    para

    ella

    una

    beca de

    estudios

    en

    el

    Instituto

    de

    Bellas

    Artes

    de

    Santiago

    Pero

    cuando

    Gabriela

    fue

    a

    hablar

    con

    m i

    abuela

    para

    darle

    la

    noticia

    esta

    dijo

    que

    no

    que

    una nia

    no

    podia

    salir de

    su

    casa

    que

    sera

    peligroso

    y

    le

    propuso

    a

    su

    hijo

    Carlos

    para

    que

    hiciera

    uso

    de

    la beca

    Gabriela

    y

    Laura trataron

    de

    disuadirla

    diciendo

    que

    quien

    tena

    el

    talento

    er la nia

    y

    no

    el

    joven

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    7/37

    Esta

    ancdota

    a

    m

    no me

    la

    contaron

    sino

    que

    yo

    nac con

    ella

    M i madre

    sigui

    su

    destino

    y

    volc

    toda su

    creatividad

    en

    el

    mundo

    domstico

    donde

    pblico

    fue

    mi

    padre

    y

    mis

    hermanos

    a

    m

    me

    lleg

    su

    rebelda

    .

    Cuando

    nos

    preguntamos

    en

    que

    estamos

    ahora

    las

    mujeres

    nunca

    pensamos

    que

    hablamos de

    la

    humanidad Cuando decimos

    en

    qu

    estamos los

    hombres

    estamos

    pensando

    en

    la

    Sociedad

    en

    la .

    Cultura

    en

    la

    Humanidad

    conmpleta

    Cuando decimos

    en

    qu

    estamos

    las mu

    j

    eres

    nos

    referimos

    a

    la

    mitad

    del mundo

    corporalizando

    en los

    v rones la

    totalidad;

    aunque

    el

    razonamiento

    nos

    incluya

    en

    el

    discurso

    la

    emocionalidad

    nos

    excluye,

    nos

    h a c e

    invisibles;

    el

    gnero

    de

    la

    palabra

    nos

    escon le .

    Tambin las referencias

    al

    ser

    superior

    tienen

    gnero

    Los

    dioses

    en nuestras

    culturas

    son

    v rones

    La

    corporalidad

    es

    masculina Nuestra

    aspiracin

    espiritual

    como

    humanidad

    est

    referida a un ser

    varn:

    N o

    es la

    igualdad

    el

    desafo

    del

    feminismo

    .

    El

    desafo

    para

    nosotras

    es

    construir

    una

    corporalidad

    que

    nos

    contenga

    y

    desde

    ah

    construir

    cultura

    construir

    civilizacin

    conjuntamente

    con

    la

    corporalidad

    masculina;

    siento

    que

    este

    es

    uno

    de los

    caminos

    para

    salir

    de

    la dinmica

    de

    dominio

    en

    que

    estamos inmersas

    y

    que

    s

    traduce

    en

    nuestras

    continuas

    guerras cotidianas

    y

    en

    las

    grandes

    guerras

    que

    vemos

    en

    el

    televisor .

    en

    esta

    bs ueda

    de

    nuestra

    corporalidad

    donde

    las

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    8/37

    mujeres

    necesitamos

    por

    responsabilidad

    frente

    a

    la

    humanidad

    imp l

    ementar

    espacios

    de

    mujeres

    tan cuestionados

    por

    la cultura

    dominante.

    Las

    mujeres

    no

    s

    que

    no

    tengamos

    historia.

    Tenemos

    una

    larga

    historia

    invisible.

    No

    hace

    ms

    de cien

    aos

    adquir imos

    el

    derecho a

    leer

    y

    escribir

    y

    de

    acceder

    al

    conocimiento

    con

    la

    entradas a las

    Universidades.

    Esta

    es

    la

    historia

    joven

    reciente.

    Sin

    embargo

    nuestra

    vieja

    historia

    la otra

    historia

    que

    an

    perdura

    s

    la

    historia

    de

    la

    persecucin

    del

    conocimiento

    en las

    mujeres ejemplificada

    en

    la

    siempre

    vigente

    casa

    de

    brujas .

    Las

    quemas

    de

    brujas

    no

    fueron

    hechas

    por

    suprimir

    un

    conocimiento

    que

    s confronta

    con

    otro

    sino

    por

    el slo

    hecho de

    pensar

    En

    los

    juicios

    a

    las

    brujas

    un factor

    determinante

    en

    su

    condena

    r

    el

    grado

    de

    sabidura:

    mientras

    ms

    supieran

    mayor

    sera

    su

    castigo.

    esta

    historia

    para

    nosotras

    latinoamericanas

    la

    historia

    de

    Latinoamrica

    constituye

    una

    fuente

    iluminadora.

    La

    conquista

    fue

    hecha

    por

    v ron s

    solos

    sin

    mujeres

    Sin

    embargo

    el

    cuerpo

    de

    la

    mujer

    fue

    el

    instrumento del

    conquistador

    produciendo

    un

    cuerpo

    mestizo.

    Mestizaje

    que

    trascendi

    el

    cuerpo

    para

    penetrar

    tambin

    la

    espiritualidad

    y

    la

    cultura.

    Porque

    el

    conquistador

    impone

    su

    Dios

    y

    el

    modo

    de

    relacionarse

    con

    l.

    Las

    culturas

    prehispnicas

    construan

    una

    pirmide

    a

    la

    cual

    suban

    para

    conectarse

    con

    lo

    csmico.

    El

    con uistador

    atrapa

    el

    espacio

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    9/37

    lo

    construye

    y

    en

    ese

    espacio

    con

    su

    cuerpo

    disminuido

    se

    relaciona

    con

    la

    espiritualidad

    reducida a

    una

    iconografa

    doliente

    e

    incorprea

    Esta

    diferencia

    persiste

    an

    en

    nosotras No

    es if il

    ver

    en

    esta

    relacin

    libre

    y

    abierta

    con el

    cosmos

    una

    corporalidad

    diferente

    a

    la

    que

    impuso

    la idea

    de

    religiosidad hispnica

    La

    mujer

    de

    las

    religiones

    prehis

    pnicas

    fue

    reemplazada

    por

    la

    idea de Marianismo

    que

    reduce

    a la

    mujer

    a

    ser slo madre

    quitndole

    su

    cuerpo

    y

    el

    potencial

    que

    ste

    encierra

    Mara

    por

    sobre

    todo es madre

    Identificada con

    ella

    la madre

    india se

    legitima

    Como

    todos

    sabemos

    con la

    conquista

    llega

    a

    Amrica

    tambin

    la Caza de

    Brujas

    En

    este

    caso

    adems

    de

    Brujas

    indias

    El

    mestizo

    es

    inseguro

    le

    asigna

    el

    poder

    del

    conocimiento

    al

    europeo aplica

    modelos

    blancos

    para

    construir

    su

    idea

    de

    estado

    y

    la

    debilidad

    de

    nuestras

    democracias est

    quizas

    en

    no

    haber hecho

    participar

    en

    ellas

    la

    diversidad

    de

    nuestro

    tejido

    social

    Resolver

    nuestro

    mestizaje

    implica

    la

    sanacin

    de

    un

    cuerpo

    enfermo

    s r os

    tambin

    de

    una

    espiritualidad

    enferma

    basada

    en

    la

    culpa

    de

    tener

    un

    cuerpo

    Latinoamrica

    en

    su

    interlocucin

    con

    el

    mundo

    tiene

    esta

    historia

    que

    aportar

    y

    nosotras

    mujeres

    latinoamericanas

    retomar

    y

    recuperar

    una

    historia

    que

    late

    an

    en

    nuestros

    cuerpos

    de

    sabias

    de

    sanadoras

    que

    podemos

    entendernos

    en

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    10/37

    un

    continente

    sin

    territorio

    que

    defender

    Esto

    es

    parte

    de

    nuestro

    desafo

    Volviendo

    a

    Gabriela

    Mistral

    y

    al

    otro

    plano

    de mi

    experiencia

    con

    ella

    recupero

    otra

    imagen

    de

    mi

    juventud y

    que

    s

    ha

    prolongado

    en

    mi

    madurez

    Es

    la

    Gabriela

    que

    me

    dieron:

    una Gabriela

    sin

    cuerpo

    sin

    vida

    ntima

    super

    madre

    en

    su maternidad

    frustrada

    maestra

    madre

    universal

    imagen

    de

    mujer

    con

    la

    que

    no me

    puedo

    identificar La

    imagen

    de

    mujer

    que

    s ha

    construido

    de

    ella

    os

    niega

    a

    las

    mujeres

    una

    posibilidad

    de

    v r

    el mundo

    como

    mujer

    La

    ^eternidad sacral

    izada

    os

    niega

    a

    la humanidad

    la

    experiencia

    del

    desprendimiento

    dejndonos

    en

    una cultura

    que

    nos

    hace

    aferramos

    aferramos

    a

    todo

    incluso

    a

    aquello

    que

    nos

    destruye

    U na

    cultura de

    libertad

    de

    desprendimiento

    est

    ligada

    a

    una

    idea

    de

    maternidad

    por

    construir

    Por

    so descubrir

    a la

    Mistral

    es

    para

    m

    descubrir

    a una

    mujer

    con

    la

    que

    pueda

    tener

    complicidades

    nde

    est

    en

    su

    obra el

    gesto

    que

    la

    trasciende?

    Para

    m

    es

    un

    desafo

    porque

    releer

    a

    una

    mujer

    me lleva

    a

    un

    cuestin

    a

    miento

    de

    los

    valores

    tico

    y

    esttico

    con los

    que

    construimos

    sociedad

    La

    mujer

    en

    el

    espacio

    pblico

    ha

    sido

    en

    el

    sistema

    de

    valores

    ticos

    un

    hecho

    antiesttico

    El

    discurso

    cultural

    androcntrco

    tradcionalrnente

    ha minusvalorado

    al otro

    no

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    11/37

    blanco

    no varn

    lo

    que

    le

    autoriza su

    liquidacin

    sin

    que

    esto

    s un hecho

    antiesttico n

    este

    sentido

    un

    mujer

    para

    acceder

    al

    espacio

    pblico

    y

    s r

    aceptada

    en l

    s

    travs

    tiza

    s

    masculiniza

    intelectualmente

    y

    s

    niega

    corporalmente

    Por esto

    me

    pregunto

    cuanto

    de lo

    que

    hoy

    sentimos bello

    dejar

    de

    serlo

    cuando lo

    miremos

    desde

    esta

    otra

    perspectiva?

    Nuestro

    encuentro

    entonces

    s

    la

    invitacin

    a

    descubrir

    el

    gesto

    que

    Gabriela

    Mistral

    en

    este

    sentido

    nos

    propone

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    12/37

    DESPRENDIMIENTO:

    EXPERIENCIA

    BIOLGICA

    NEGADA.

    Durante

    aos

    las

    mujeres

    hemos

    intentado

    interpretarnos

    dentro

    del

    sistema

    patriarcal

    .

    Hoy

    intentados

    buscar

    la

    seduccin

    del

    feminismo como

    proyecto

    de

    construccin

    de

    una

    nueva

    sociedad

    sistema

    civilizatorio->cultural

    .

    Hablo

    de

    seduccin

    en

    el

    sentido

    de

    detectar

    un sistema

    integral

    de

    emociones,

    experiencias

    y

    pensamientos

    en

    que

    nosotras/

    las

    mujeres,

    agentes

    de

    sanacin

    de un

    mundo

    enfermo

    podamos primeramente

    s n rnos nosotras

    mismas del

    legado

    de

    negacin

    de nuestro

    cuerpo

    en

    que

    nos

    ha

    sumido el

    patriarcado

    .

    El

    principio

    de

    negacin

    del

    cuerpo

    y

    del

    amor}surgi

    con

    el

    origen

    del

    patriarcado

    cuando

    la

    emocin

    de la

    ^propiedad

    de

    otras

    vidas

    invadi

    la

    conciencia

    del

    s r

    humano,

    con

    la

    experiencia

    del

    pastoreo

    .

    Nuestra

    cultura,

    an

    ligada,

    re-ligada

    a

    la

    idea

    del

    pastor

    como

    conductor

    de

    vidas,

    se sustenta

    ms

    en la

    propiedad

    de

    vidas

    que

    en

    la

    propiedad

    de

    la

    tierra

    Siguiendo

    la

    teora

    de

    H

    Maturana

    destaco

    en

    la

    formacin

    del

    patriarcado,

    en

    Europa

    Central

    hacia

    6

    .

    000

    aos

    f

    tres

    emociones

    fundamentales .

    Es

    por

    ese

    per odo

    que

    el

    hombre

    al

    salirse

    de

    su

    comunidad

    para

    el

    pastoreo

    de

    animales;

    tiene

    exper iencias

    espirituales

    solitarias

    que

    le

    otorgan

    la

    emocin

    de

    s r

    un

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    13/37

    10

    elegido

    un

    iluminado

    un

    poseedor

    de la

    verdad

    frente

    a

    su

    colectividad.

    Este

    mismo

    hombre

    entonces

    comienza

    a

    valorar

    la

    vida

    no

    ya cualitativamente

    sino

    cuantitativamente

    lo

    que

    importa

    no

    ya

    la

    vida

    misma

    sino

    tener un

    gran

    rebao

    que

    nazcan

    vidas

    muchas

    vidas

    Es

    la

    emocin

    de

    la

    propiedad

    de

    la

    vida

    Paralelamente

    este mi smo hombre mata

    fuera

    del

    rito.

    Con

    ello

    se

    empieza

    a

    generar

    la

    emocin

    de tener

    enemigo

    Antes la

    actividad

    de

    la

    s

    estaba dentro

    del

    ciclo

    de

    la

    vida

    y

    la

    muerte

    Al

    perderse

    el sentido

    ritual

    de

    la

    vida

    y

    de

    la

    muerte

    el hombre

    rompe

    con su

    integracin

    dentro

    del sistema

    de

    relaciones

    naturales

    que

    rigen

    el

    orden

    csmico

    el

    hombre

    pierde

    su

    conexin

    con

    las otras

    especies y adquiere

    la emocin

    de un

    poder

    que

    lo transforma

    en

    un

    depredador

    de su

    propio

    habitat

    Siento

    que

    el

    patriarcado

    fue

    para

    el

    pastor patriarca

    sentirse

    Dios

    sobre

    los

    otros

    para

    el

    hombre

    tener

    un

    Dios

    al alcance

    de

    la mano

    y

    si

    nos

    preguntamos

    qu

    nos

    pas

    a

    nosotras en esta

    dinmica de

    poder

    siento

    que

    la

    proyeccin

    del

    pastor

    sobre

    sus

    hembras

    alcanz

    a

    la

    mujer

    con

    toda

    su

    fuerzas

    negativas;

    las

    mujeres

    vimos

    a

    Dios

    en

    el

    hombre

    y

    nos

    sedujo

    la idea

    de

    tocarlo

    tenerlo

    la

    idea

    de

    acostarnos

    con

    Dios.

    ideologa

    del

    pastor

    persiste

    hasta

    hoy

    da

    est

    viva

    y

    el

    sistema

    valrico

    en

    que

    vivimos

    procede

    de

    esta

    idea

    de

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    14/37

    castor

    Di

    os

    que

    conduce

    al

    rebao

    La

    idea

    del

    Dios

    nico

    que

    3e

    hace

    hombre

    en

    la

    tierra

    es

    por

    ello

    un

    fundamento de

    toda

    religin

    . El

    hombre

    al

    otorgarle

    sexo

    a

    la

    espiritualidad

    lo

    transforma

    siempre

    en

    varn.

    Cristo

    Al

    Buda

    etc

    .

    etc .

    en

    este

    proceso

    emocional

    que

    se

    proyecta

    sobre

    las

    mujeres

    la idea

    de

    prdida

    del

    cuerpo;

    las

    mujeres

    en la

    sociedad

    patriarcal

    perdemos

    el

    sentido de

    regulacin

    de

    nuestro

    cuerpo

    biolgico

    porque

    lo

    que

    impor ta

    producir

    da r

    hijos

    al

    patriarca

    dar

    hijos

    a Dios.

    Para

    que

    este

    sistema

    se

    estructurara

    slidamente

    y

    funcionara

    tena

    que

    constituirse

    un

    concepto

    de

    maternidad

    3acr

    al

    izada

    la maternidad

    configura

    como una

    misin

    sagrada

    la

    mujer

    es ante todo

    madre

    y para siempre;

    este

    concepto

    como

    sabemos

    implica

    la

    negacin

    de nuestro

    cuerpo

    y

    en

    esa

    negacin

    est

    la

    enfermedad

    de

    esta

    civilizacin

    De

    alguna

    manera

    el

    sistema

    sabe

    que

    est

    enfermo en

    u

    valores

    ms

    profundos

    lo

    comprueba

    la

    bsqueda

    de

    cura

    que

    significan

    las

    mltiples

    escuelas

    sicolgicas psiquitricas

    todas

    las

    tendencias

    espiritualistas

    pero

    la sanacin

    va

    ns

    all

    incluye

    nuestro

    cuerpo

    negado

    suprimido;

    con

    expresiones

    concretas

    n

    nuestro

    aparato

    reproductivo:

    las

    mujeres

    hemos

    perdido

    el

    control

    la

    sensacin

    de

    nuestro

    cuerpo

    en

    esta

    sublimacin

    de

    la

    maternidad.

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    15/37

    12

    E l

    varn

    tiene

    una

    experiencia

    biolgica

    que

    es

    unilineal,

    bipolar,

    nace

    y

    muere

    es

    la

    lgica

    patriarcal.

    La

    experiencia biolgica

    de

    la

    mujer

    es

    nacer-producir

    vida

    desprenderse emocional

    y

    corporalmente

    de

    esa

    vida

    que

    ha

    producido- y morir.

    Este

    proceso

    genera

    otra

    lgica,

    una

    lgica

    que

    gesta

    una

    dinmica

    triple

    frente a

    la

    bi

    polaridad

    de la

    experiencia

    masculina*

    Esta

    experiencia

    que

    est

    contenida

    y

    sublimada

    en

    las

    triologas

    de

    las

    religiones,

    es

    parte

    de

    nuestra

    experiencia

    cclica.

    Las

    mujeres

    nos

    desprendemos

    mensualmente

    de

    una

    parte

    nuestra.

    Este

    fluir

    que

    la cultura

    patriarcal

    negado

    est

    presente

    en

    el

    recordatorio

    cclico

    del

    cuerpo

    femenino.

    Somos cclicas

    retornamos

    a

    la

    tierra

    en

    el

    rito.

    Sin

    embargo

    esta

    emocin

    -experiencia

    del

    desprendimiento

    no

    ha

    sido

    incorporada

    al

    sistema

    tico

    de la cultura

    patriarcal -pastoril,

    sino

    negada

    .

    La

    lgica

    de

    la

    bipolaridad

    masculina

    constituye

    una

    sociedad del

    aferrarse

    del

    poseer,

    de

    querer

    construir

    sobre

    el

    t iempo

    y

    las

    necesidades

    reales

    intentando

    construir

    para

    siempre y

    cada

    cambio,

    entonces

    significa

    un

    traumatismo,

    una

    lucha

    basada

    en

    el

    conflicto;

    como

    el

    refrn

    lo

    dice

    para

    la

    cultura masculina

    la *

    historia

    se

    pare

    con

    violencia.

    Vivimos

    inmersas

    en

    una

    cultura

    de

    violencia

    que

    se

    aferra

    incluso

    a

    aquello

    que

    la

    destruye.

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    16/37

    13

    Slo

    gestar

    una

    cultura

    del

    desprendimiento

    nos

    puede

    s n r

    y

    as

    construir

    un sistema

    fluido

    donde

    tengamos

    la

    sabidura

    de

    proyectarnos

    y

    organizamos

    en

    una

    sociedad

    donde

    el

    desprendimiento

    sea un

    proceso

    de

    indagacin

    y

    conexin

    con

    todo

    el

    orden

    csmico

    /

    sin idea

    de

    propiedad

    de

    vidas

    sin

    enemigos

    sin

    el

    orgullo

    sin

    el

    ego

    S on

    las

    energas

    autoconciente las

    que

    nos

    diferencia

    de

    otras

    especies

    y

    el

    anhelo

    del

    s r

    humano es

    descubrir

    la

    armona

    para

    terminar

    con

    la

    fragmentacin

    interna

    entre lo

    que

    r s

    y

    lo

    que

    debes s r

    entre

    la emocin

    y

    el

    sistema de

    valores

    ticos

    dominantes

    Son

    las

    emociones

    las

    que

    nos

    mueven

    y

    no

    la

    razn;

    el

    lenguaje

    es la

    expresin

    de

    una

    emocin

    el

    amor

    es

    emocin de reconocimiento

    del

    otro

    y

    no

    la

    idea

    de sacrificio

    que

    el cristianismo

    nos ha

    impues to

    y

    que

    nos

    permite

    negar

    al

    otro

    al

    negarlo

    S s

    puede

    eliminar

    E l

    sistema

    de

    fragmentaciones

    y

    oposiciones

    en

    que

    nos

    movemos est

    estructurado

    en

    la

    negacin

    de s mismo

    y

    del

    otro;

    y

    en

    las

    oposiciones

    del

    binarismo

    patriarcal:

    hom bres mujeres;

    negros/blancos;

    ricos/pobres;

    buenos/malos

    etc

    E l

    lenguaje

    del

    amor

    est

    atrapado

    por

    la

    ideologa

    del

    pastor

    y

    su

    construccin

    de

    negaciones

    El

    pago

    por

    esta

    negacin

    se

    obtiene

    segn

    la

    religin

    cristiana

    en

    la

    otra

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    17/37

    vida

    en

    el

    cielo.

    Las

    mujeres

    dndole

    sentido

    a

    nuestras

    experiencias

    cclicas

    tenemos

    el

    poder

    de

    sanar nos

    introduciendo una

    energa

    transformadora

    en

    este mundo

    enfermo.

    Esto

    traer

    consigo

    el

    cambio de

    los

    valores

    ticos

    que

    en

    si

    mismo

    empiezan

    a

    construir

    otra

    civilizacin

    donde

    mujeres

    y

    varones

    podamos

    entrar

    en

    un

    sistema

    ecolgico

    vivido

    y

    no

    slo como un

    concepto idea que

    no interrelaciona

    energas.

    Esta

    una

    percepcin

    del camino

    que

    nos

    puede

    llevar

    hacia

    otra

    sociedad. Cuando

    pensamos

    en

    todo lo

    que

    habra

    que

    cambiar

    para

    s n rnos

    se

    nos

    confunden

    los

    planos

    de

    accin.

    Nuestro

    desafiles

    entonces

    reconocer

    qu

    energas

    tenemos

    cmo

    las

    orientamos

    y

    cmo

    seducir

    con ellas.

    Dentro

    de

    este

    proceso

    de

    cambio

    profundo

    qu

    nos

    toca

    a

    nosotras

    latinoamericanas?

    me

    pregunto.

    La

    historia

    de

    Latinoamrica

    constituye

    una fuente

    iluminadora.

    La

    conquista

    fue

    hecha

    por

    varones

    solos

    sin

    mujeres.

    Sin

    embargo

    el

    cuerpo

    de

    la

    muje r

    fue

    el

    instrumento

    del

    conquistador

    produciendo

    un

    cuerpo

    mestizo.

    M estizaje

    que

    trascendi

    el

    cuerpo

    para

    penetrar

    tambin

    la

    espiritualidad

    y

    la

    cultura

    porque

    el

    conquistador

    impone

    su

    Dios

    y

    el

    modo

    de

    relacionarse

    con

    l.

    Las

    culturas

    prehispnicas

    construan

    una

    pirmide

    a

    la

    cual

    suban

    para

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    18/37

    Ib

    conectarse

    con

    lo csmico El

    conquistador

    atrapa

    el

    espacio

    lo

    construye

    y

    en s

    espacio

    con

    su

    cuerpo

    disminuido

    relaciona

    con

    la

    espiritualidad

    reducida

    a

    una

    iconografa

    doliente

    e

    incorprea

    El

    conquistador

    es

    quien

    trae

    la

    ideologa

    del

    pastor

    Esta

    diferencia

    persiste

    an en

    nosotras

    No es

    difcil

    v

    en

    la relacin

    libre y

    abierta

    con

    el

    cosmos

    que

    tenan

    los

    pueblos precolombinos

    una

    corporalidad

    diferente a la

    que

    impuso

    la

    idea

    de

    religiosidad

    europea

    L a

    muje r

    de

    las

    religiones

    prehispnicas

    fue

    reemplazada

    por

    la idea

    de

    Marianismoy que

    reduce

    a la

    muje r

    a

    s

    slo

    madre

    quitndole

    su

    cuerpo

    y

    el

    potencial

    que

    ste encierra

    Mara

    por

    sobre todo

    es

    madre

    Identificada

    con

    ella

    la

    mujer madre

    india

    se

    legitima.

    C o m o

    todos

    sabemos

    con

    la

    conquista

    llega

    a Amrica

    tambin

    la

    Casa

    de

    Brujas

    E n

    este

    caso

    adems

    de

    Brujas

    indias

    El

    mestizo es

    inseguro

    le

    asigna

    el

    poder

    del

    conocimiento

    al

    europeo

    aplica

    modelos

    blancos

    para

    construir

    su

    idea

    de

    estado

    y

    la

    debilidad

    de

    nuestras

    democracias

    est

    quizs

    en

    no

    haber

    hecho

    participar

    en

    ellas

    la

    diversidad

    de

    nuestro

    tejido

    social

    Resolver

    nuestro

    mestizaje

    implica

    la

    sanacin

    de

    un

    cuerpo

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    19/37

    6

    enfermo, s n rnos

    tambin

    de

    una

    espiritualidad

    enferma,

    basada en

    la

    culpa

    de

    tener

    un

    cuerpo

    Latinoamrica,

    en

    su

    interlocucin

    con

    el

    mundo

    tiene

    esta

    historia

    que aportar,

    y

    nosotras

    mujeres

    latinoamericanas,

    retomar

    y recuperar

    una

    historia

    que

    late

    an

    en

    nuestros

    cuerpos,

    de sabias

    de

    sanadoras,

    que podemos

    entendernos en

    un

    continente

    sin

    territorio

    que

    defender.

    Esto

    es

    parte

    de

    nuestro

    desafo

    Desde

    mi

    experiencia

    feminista

    he ido

    percibiendo,

    en

    las

    prcticas

    del

    feminismo

    latinoamericano,

    tres

    polos.

    1. Un

    feminismo

    de

    la razn

    que

    s

    plantea

    en la

    negociacin

    con

    las

    estructuras

    patriarcales:

    clase,

    Estado,

    partidos

    polticos,

    etc

    Las

    prcticas

    de este

    feminismo

    estn

    marcadas

    por

    la

    negociacin

    con

    el

    sistema,

    busca

    la

    equidad

    con

    el

    hombre

    pero

    no

    cambia las

    estructuras

    profundas

    del

    sistema

    Su

    discurso

    se

    construye

    desde

    el

    lenguaje

    de las

    ciencias

    sociales

    y

    de las

    prcticas

    de los

    partidos polticos

    .

    En

    este

    polo

    podramos

    leer

    tambin

    el

    pseudo

    feminismo

    que

    se

    construye

    dentro

    de

    la

    idea

    de

    modernidad

    que

    representa

    una

    mujer

    liberada ,

    pero

    que

    sigue

    siendo

    funcional

    al

    sistema

    .

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    20/37

    17

    2.-

    El

    polo

    de

    un

    ^feminismo

    dirigido

    a

    los

    sectores

    popula res

    que

    busca

    su

    fuerza

    en

    la

    organizacin

    de

    las

    mujeres

    Este

    feminismo

    entrampa

    en

    los

    conceptos

    de

    clase-gnero,

    al

    no

    captar

    la

    complejidad

    de

    potencialidades

    que

    las

    mujeres

    tenemos

    corporalmente.

    Dejando

    fuera

    un

    trabajo

    con

    la

    espiritualidad,

    los

    valores ticos

    y

    la

    estructura

    de las

    religiones

    permanece

    inclume. La

    ideologa

    dominante

    no

    se

    fisura

    mientras

    la

    espiritualidad

    dominante

    no

    se

    descontruya

    .

    3.- El

    polo

    de

    un

    tercer

    feminismo

    busca

    la

    espiritualidad

    Podramos

    llamarlo

    feminismo

    esotrico

    no

    es

    an

    considerada

    por

    los

    dos

    anteriores.

    Este

    feminismo

    busca

    la

    sanacin,

    el

    rito

    pero

    deja

    fuera

    la

    realidad

    concreta

    y

    su

    complejo

    entramado

    social;

    no

    construye

    un

    sistema

    integrado^

    sino

    que

    se

    aisla

    en

    una

    iniciacin

    que

    deja

    la

    espiritualidad

    nuevamente

    en manos

    del

    patriarcado.

    Incluso

    estos

    mismos

    grupos

    terminan,

    muchas

    veces

    girando

    en

    torno

    a una

    figura

    patriarcal

    o

    gur

    .

    Estos

    tres

    polos

    tienen

    un

    aporte

    importante

    que

    permite

    reconocerlos

    y

    leerlos

    dentro

    del

    feminismo

    latinoamericano.

    Nuestra

    estrategia

    est

    orientada

    a

    generar

    su

    concretizacin

    en

    el

    reconocimiento

    mutuo

    de

    los

    tres.

    En

    algunas

    regiones

    del

    continiente

    an

    falta

    uno

    de

    ellos

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    21/37

    8

    la

    tarea es

    propiciar

    su

    emergenc ia

    y

    en otras existen

    estos

    tres

    polos

    pero

    no

    hay

    todava

    una

    interlocucin

    entre

    ellos

    que

    permita

    un

    sistema

    de

    retroalimentacin

    que

    volviendo

    a

    m i

    idea del

    amor

    no

    niegue

    sino

    que

    reconozca

    al otro

    .

    En

    este

    punto

    es

    fundamental

    en nuestras

    prcticas

    el

    reconocimiento de

    nuestras

    necesidades

    de nuestras

    dependenc ias

    las

    mujeres

    no hemos

    aprendido

    a

    reconocer

    nuestras

    propias

    necesidades

    nuestras

    propias

    dependenc ias

    Las

    mujeres

    somos necesarias unas

    para

    las

    otras

    con el

    fin

    de

    gestionar

    un

    cuerpo

    social

    que

    conlleve

    la

    idea

    de

    la

    corporalidad

    de

    la

    muje r

    an

    por

    construir

    y

    e3to

    significa

    dependencias

    aceptadas

    y

    concientes.

    El

    reconocimiento

    de

    la

    dependencia

    entre

    nosotras

    es

    un

    contrapunto

    necesario

    para

    la

    elaboracin

    del

    concepto

    de

    autonoma

    .

    . f M.

    i

    Las

    mujeres

    tenemos

    una

    relacin

    de

    dependencia

    muy

    pro unca

    con

    el

    sistema

    .

    Esta

    se

    manifiesta

    en una

    psicologa

    de

    oprimida

    que

    nos

    impide

    incluso

    percibir

    nuestro

    grado

    a

    dependencia;

    Pareciera

    que

    nosotras

    Siempre

    estarnas

    ubicadas

    en

    un

    plnO

    inclinado

    inectablc

    que

    nos

    coloca

    oblicuamente

    6n

    una

    posicin

    de

    inferioridad

    .

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    22/37

    9

    ?ara

    haornoc visibles

    necesitamos

    re r

    espacios

    que

    nos

    o

    r n

    t

    a

    i

    dialogar

    ho

    rizn

    taimen te

    con

    el

    sistema

    La

    autonoma

    no es

    slo

    un

    problema externo;

    tiene tambin

    una

    dimensin

    personal

    interna

    La

    autonoma no

    significa

    el

    aislamiento

    sino

    que

    est

    relacionada

    con un estado

    adulto

    de

    reconocimiento

    de

    capac idad

    Las

    mujeres

    no sabemos la

    capacidad

    de

    cambio

    que

    poseemos

    en nuestras

    prcticas

    Las

    mujeres

    por

    responsabilidad

    con

    la

    humanidad

    necesitamos

    implementa r

    espacios

    autnomos

    para

    encontrar la fuerza

    y poder

    que

    desde

    nosotras

    nos

    permita

    construir

    nuestra

    responsabilidad

    La vida

    es

    movimiento

    interaccin;

    no

    hay

    movimiento

    si no

    hay

    interaccin

    pero

    con fuerza

    y

    poder

    interno

    generado

    en

    nuestros

    propios

    espacios

    Solamente

    desde

    espacios

    de

    autonoma

    podemos

    acumular

    historia

    reconocerla

    y

    construirla

    Nuestra

    historia

    de

    mujeres

    latinoamericanas

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    23/37

    MOVIMIENTOS DE

    MUJERES:

    Gnero

    y

    autonoma

    dos

    conceptos

    claves

    El

    presente

    trabajo

    tiene

    por

    objeto

    reflexionar

    brevemente

    sobre

    las relaciones de

    clase raza

    gnero

    como

    aspectos

    de toda

    la

    construccin

    de

    valores

    con

    que

    funciona esta

    sociedad

    El

    gnero

    s una

    construccin

    cultural

    que

    representa

    valores

    roles

    conductas

    diferentes

    para

    hombres

    y

    mujeres

    y

    que

    establece

    los

    privilegios

    de unos

    y

    la

    subordinacin

    de

    otras;

    el

    gnero

    no

    puede

    s

    visto

    en si

    mismo ;

    el

    gnero

    no

    es

    un

    concepto

    que

    s

    viva

    aislado

    sino

    que

    s hace

    explcito

    en

    nuestras

    relaciones

    Es

    ah

    donde

    se

    expresa

    la

    situacin

    de

    gnero

    en la

    relacin

    entre

    hombres

    y

    mujeres

    por

    tanto

    es

    algo

    que

    afecta

    a

    la

    sociedad

    en

    su

    conjunto

    a

    todo

    el

    contexto

    social

    :

    lo

    econmico

    lo

    poltico

    lo

    cultural

    El

    gnero

    est

    inscrito

    en

    las

    relaciones

    de

    clase

    de

    raza;

    s

    parte

    de

    las

    contradicciones

    con

    que

    estas

    especificidades

    s

    manifiestan:

    una

    campes ina

    no

    es

    lo

    mismo

    que

    un

    campesino

    ^

    El

    movimiento

    latinoamericano

    de

    mujeres

    tiene

    esta

    historia

    que

    formular

    historia

    que

    nos

    conecta

    en

    nuestras

    prcticas

    como

    conti nente

    del

    tercer

    mundo

    La

    prctica

    del

    feminismo

    trabaja

    en

    este

    continente

    con

    mujeres

    que

    viven

    una

    historia

    comn

    y

    eso

    hace

    que

    el

    movimiento

    latinoamericano

    de

    mujeres

    tenga

    una

    especificidad

    propia;

    en

    ella

    debemos

    ir

    profundizando

    para

    poder

    tener

    realmente

    una

    interlocucin

    con

    el

    resto

    del

    mundo Hacia 1980

    hace

    aproximadamente

    10

    aos

    empezamos

    a

    realizar

    una

    prctica

    feminista

    en

    un

    continente

    en

    crisis

    con

    mujeres

    en

    crisis

    profunda;

    con

    hambre

    Empezamos

    a

    trabajar

    con

    ellas

    desde

    sus

    cuerpos

    a

    buscar

    una

    realidad

    que

    dentro

    de

    ellas

    las

    conectara

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    24/37

    21

    con

    rebelda

    para

    poder

    as

    hacer

    verdaderamente

    un

    proceso

    de

    identidad

    y

    de

    crecimiento

    En

    este

    sentido

    quiero

    aclarar

    que

    en

    Chile

    la

    movilizacin

    de

    mujeres

    que

    ha

    habido

    durante

    la

    dictadura no

    slo

    ha

    surgido

    de

    una

    necesidad

    de

    subsistencia ni

    de

    defensa de los

    derechos

    humanos

    sino

    que

    con

    ritmos

    diferentes ha ido

    surgiendo

    desde s

    conexin

    con

    la

    propia

    rebelda

    As

    s ha ido

    tomando

    conciencia

    de

    movimiento

    conciencia

    de

    cuerpo

    conciencia

    de

    identidad

    Nuestro

    desafo

    para

    los

    prximos

    aos

    es

    la elaboracin

    del

    concepto

    de

    gnero

    de

    hacernos

    visibles

    en

    la

    sociedad

    desde

    esta

    identidad

    Durante la dictadura

    hemos

    vivido un

    proceso

    de

    atomizacin

    de

    desconexin

    en

    el

    que

    no

    hemos

    logrado

    una

    articulacin

    que

    nos

    permita ejercer

    mayor

    presin

    social

    y

    poltica

    Pienso

    que

    en la

    futura

    democracia

    vamos

    a

    tener

    un

    espacio

    de

    mayor

    movilidad

    y

    nuestro

    desafo

    s

    poder

    articular

    este movimiento

    de

    mujeres

    desde

    una

    autonoma

    que

    reconozca

    las

    distintas

    vertientes

    en

    los

    espacios

    polticos

    y

    mixtos:

    en

    los

    sindicatos

    en

    las

    organizaciones

    Reconocernos

    en

    un

    movimiento

    de

    mltiples

    vertientes

    con

    procesos

    diferentes

    pero

    encaminados

    hacia

    una

    toma

    de

    conciencia

    de

    gnero

    s nuestro

    desafo;

    el

    cambio

    que

    en

    nuestro

    pas

    y

    en

    la

    sociedad

    s

    necesita

    s

    una

    democratizacin

    que

    permita

    romper

    las

    dicotomas

    hom bre m ujer

    como

    una

    relacin

    de

    domina

    dor/dominada

    Como

    feminista

    quiero

    hacer

    nfasis

    en

    nuestra

    falta

    de

    reflexin:

    cuando

    nosotras

    trabajamos

    con

    mujeres

    estamos

    tratando de

    armar

    movimiento

    social

    estamos

    haciendo

    que

    las

    mujeres

    reconozcan

    sus

    contradicciones

    bsicas

    y

    realicen

    una

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    25/37

    lucha

    para

    cambiar

    s

    condicin

    que

    s

    da

    en

    diferentes

    espacios, especialmente

    en

    los

    espacios

    mixtos

    de

    organizacin

    del

    trabajo,

    con

    sus

    propias

    especificidades

    :

    la

    lucha

    de

    las

    mujeres

    dentro

    de los

    partidos

    polticos

    para

    que

    tomen en cuenta

    su

    problemtica,

    las

    mujeres

    de

    iglesia,

    las

    mujeres

    que

    estn

    en

    el

    mundo

    sindical

    las

    mujeres

    que

    estn en

    las

    organizaciones

    sociales

    ollas

    comunes

    organizaciones

    comunales ,

    en

    los

    derechos

    humanos. Todas

    estas

    son

    vertientes

    que

    tienen

    que

    conformar

    un

    movimiento

    de

    mujeres

    con

    capacidad.

    Capacidad

    significa

    sobre

    todo

    autonoma,

    que

    nos

    permita

    s r

    realmente

    visibles en la

    sociedad

    y

    no

    estar slo en

    una

    relacin

    de

    demandas

    con el sistema . Queremos transformar la situacin

    de

    demandas

    en una situacin de

    proposicin.

    Nosotras tenemos

    una

    proposicin

    de cambio

    social

    en

    profundidad

    y

    esto

    tenemos

    que

    legitimarlo

    construyendo

    desde

    nosotras

    mismas,

    sin

    subordina

    ciones

    hacia

    un

    futuro

    que

    no

    nos

    haga

    invisibles.

    Obviamente

    que

    esta

    dicotoma

    hombre/mujer

    en

    que

    hemos

    estado

    sumidas

    hace

    que

    siempre

    nuestros

    problemas

    queden

    en

    un

    segundo

    plano

    para

    un

    despus;

    sin

    embargo

    la sociedad

    no

    encuentra

    la

    forma de solucionar

    sus

    problemas

    de

    friccin

    interna

    y

    esto

    es

    porque

    esta

    contradiccin

    elemental

    no est

    resuelta

    .

    Al

    respecto

    quisiera

    referirme

    un

    poco

    ms

    a

    la

    situacin

    de

    Latinoamrica.

    La

    nuestra

    s

    una

    realidad

    de

    conquistados,

    de

    mestizos

    que

    buscan

    sus

    modelos

    en el

    mundo

    europeo,

    en

    el

    mundo

    del

    norte.

    Es

    por

    eso

    que

    la

    idea

    de

    democracia

    no

    nos

    ha

    dado

    resultados

    en

    Amrica

    Latina

    no

    porque

    las

    ideas

    s n

    malas,

    o

    las

    izquierdas

    sean malas,

    sino

    porque

    nuestro

    mundo

    cultural

    es

    distinto

    y

    no

    hemos

    encontrado

    una

    forma

    en

    que

    nuestras

    democracias

    expresen

    nuestra

    especificidad

    de

    mundo

    que

    tiene

    propias.

    Creo

    que

    en

    este

    sentido

    el

    aporte

    que

    las

    mujeres

    podemos

    hacer

    da

    desde

    la

    perspectiva

    de

    gnero

    desde

    donde

    pensamos

    que

    nuestro

    continente

    puede

    tener

    un

    destino

    comn

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    26/37

    mucho

    ms

    grande que

    el

    que

    s

    piensa

    desde

    una

    perspectiva

    patriarcal

    .

    Al

    respecto

    quiero

    contar

    que

    participo

    habitualmente

    en

    reuniones

    del

    movimiento

    de

    mujeres

    latinoamericanas

    y

    siento

    que

    nosotras

    no

    tenemos

    el

    concepto

    de

    nacin

    de

    patriotismo.

    La

    construccin

    de

    un

    concepto

    de

    nacin

    de

    lmites

    de

    fronteras

    es

    un

    concepto

    absolutamente

    patriarcal.

    Las

    mujeres

    tenernos

    una

    relacin

    con

    la

    tierra

    con

    los

    ecosistemas

    mucho ms

    profunda.

    Nuestros

    encuentros

    permiten

    releer

    el

    continente desde el

    concepto

    de

    ecosistemas ms

    que

    desde

    fronteras

    geogrficas

    construidas

    artificialmente

    Como

    mujeres

    estamos

    trabajando

    todas

    contra

    un

    sistema

    que

    borra

    la

    diferencia

    de

    peruanas

    brasilera

    ecuatorianas

    etc Nuestras

    relaciones

    s dan en

    torno

    a ecosistemas

    culturales

    que

    permiten

    ir

    quebrando

    las

    artificiales

    estructuras

    de

    nacin

    que

    nos

    han

    separado.

    Retomando

    la

    idea

    de contruir

    autonoma

    quiero

    referirme

    a

    la

    importancia

    de

    recuperar

    espacios

    propios

    de

    crecimiento

    personal

    que

    nos

    hagan

    capaces

    de s

    autnomos

    en la

    vida

    cotidiana

    En

    este

    sentido

    reivindico

    todo

    espacio

    que

    hemos

    ido

    construyendo

    para

    el crecimiento

    personal

    y

    que

    nos

    permite

    terminar

    con

    la

    friccin

    interna

    con

    que

    vivimos

    nuestro

    gnero;

    espacios

    que

    dichos de

    otro

    modo

    posibilitan

    nuestra

    sanacin

    Respecto

    al

    tema

    de

    la

    sanacin

    las

    mujeres

    tenemos

    tambin

    una

    historia

    : la

    historia

    de

    sanadoras

    dentro

    de nuestras

    culturas

    pre hispnicas

    . El

    sanarnos

    constituye

    un

    proceso

    en

    que

    no

    basta

    tener conciencia

    de

    vivir

    un

    mundo

    dicotomizado

    en

    gneros

    y

    en

    conflictos

    sino

    en

    asumir

    una

    responsabilidad

    para

    construir

    desde all

    movimientos

    con

    autonoma

    desde

    la

    que

    propondremos

    los

    cambios.

    No

    queremos

    entender

    ms

    la

    vida

    como

    una

    lucha

    sino

    ms

    como

    una

    danza

    donde

    ios

    movimientos

    y

    las miradas

    no se

    enfrentan

    sino

    que

    combinan

    con

    las

    miradas

    y

    los

    movimientos

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    27/37

    24

    del

    otro

    .

    Queremos

    que

    la

    cultura

    incorpore

    la

    corporalidad

    femenina

    y

    no

    que

    s nos

    incluya

    en

    una

    corporalidad

    masculina

    que

    no nos

    representa.

    Al

    sanarnos

    nosotras

    en

    un

    proceso

    de

    conjunto,

    iremos encontrando

    nuestra

    autonoma . En

    la suma de

    una

    ms

    una

    ms

    una

    podremos

    s n r

    nuestras

    democracias

    y

    tambin

    el

    mundo

    ^Cuando

    las

    feministas

    hablamos de

    cuerpo

    estamos

    hablando

    en

    una

    dimensin

    que

    en si

    misma conlleva

    la

    recuperacin

    de

    nuestra

    sexualidad,

    la

    recuperacin

    del

    placer.

    El

    cuerpo

    constituye

    aquello

    con lo

    que

    tocamos

    la

    vida

    y

    en

    este

    sentido

    contiene

    tambin

    otras

    dimensiones,

    como la

    espiritualidad

    -todo

    aquello

    que

    en el

    bolero

    s llama alma -

    que

    nuestra

    sociedad

    niega y

    que

    en nuestra

    cultura estn

    representadas

    en el

    cuerpo

    masculino

    .*

    Todos los

    das

    y

    en

    todas

    las

    religiones

    a l menos

    en

    las

    ms

    importantes)

    s da

    esta

    representacin

    corporal

    masculina

    .

    Las

    mujeres

    que

    en

    algunos

    pases

    del

    norte

    han

    conseguido

    una

    equidad,

    una

    igualdad

    formal,

    siguen

    estando

    incmodas

    en

    medio,

    incomodidad

    que

    expresa

    la

    ausencia

    de

    nuestra

    corporalidad

    en

    la

    sociedad.

    La

    autonoma

    a

    que

    me

    refiero

    implica

    el

    descubrirnos

    como

    cuerpo y

    tambin

    como

    cuerpo

    social.

    Es

    por

    so

    que

    los

    espacios

    autnomos,

    tan

    cuestionados

    en

    nuestras

    organizaciones

    mixtas,

    representan

    la

    posibilidad

    de

    construir,

    una

    interlocucin

    en horizontalidad,

    con

    esta

    cultura

    que

    tiene

    una

    corporalidad

    masculina.

    Slo

    la

    autonoma

    nos

    permitir negociar

    en

    horizontal

    y

    no

    en

    el

    plano

    inclinado

    que

    nos

    deja

    invisibles

    pattica

    experiencia

    que

    vivimos

    permanentemente.

    Por

    ltimo

    quiero

    mencionar

    que

    dentro

    de

    este

    gran

    nmero

    de

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    28/37

    mu r s

    que

    s

    proponen

    ir

    formando

    movimientos

    de

    mujeres

    autnomos

    propositivos

    nosotr s

    somos

    parte

    de

    un vertiente

    que

    se

    denomina

    polo

    feminista

    su

    funcin

    es

    s

    un

    referenci

    y

    un

    polo

    bierto

    p r

    el des rrollo de l concienci de

    gnero.

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    29/37

    26

    Esperando

    el

    8

    de

    marzo en La Morada

    Queridas

    amigas

    amigos

    de

    La

    Morada

    hoy

    nos

    encontramos

    aqu

    porque

    el

    8

    de marzo

    ya

    es una

    historia

    en

    la

    historia de

    las

    mujeres.

    Es

    un

    da

    que

    tiene

    significados

    mltiples para

    nosotras:

    la

    memoria

    nos

    remite a

    las

    quemas

    de

    brujas

    medievales

    y

    nos

    retrotrae

    a

    s 8

    de

    marzo

    de

    1906 cuando

    nuevamente 140

    mujeres

    fueron

    quemadas

    porque

    la

    rebelda

    de

    las

    mujeres

    ha

    exitido

    siempre

    y

    siempre

    ha

    habido violencia

    contra

    s

    rebelda

    .

    En

    esa

    rebelda

    de

    mujer

    s

    origin

    el

    feminismo

    cargado

    de

    fantasas

    que

    debemos

    ir

    develando

    es

    nuestra

    responsabilidad.

    Permanentemente

    tratamos

    de

    hacerlo

    de

    despejarla

    de

    aislarla

    de

    los contenidos

    negativos

    que

    se

    le

    han

    asignado

    para

    armar

    nuevamente

    el

    signo

    que representa

    el

    signo

    mujer.

    Por

    so

    hoy

    tenemos

    abierta

    nuestra

    casa

    para

    en sear dar

    seas desde

    donde

    nos

    insertamos

    en la

    sociedad

    y

    especialmente

    en el desafo

    que hoy

    nos

    presenta

    la realidad

    de nuestro

    pas y

    del

    mundo:

    queremos

    hacer

    pblicas

    nuestras

    proposiciones

    de

    cambio

    y

    de

    construccin

    de

    una

    nueva

    sociedad.

    Cuando

    hoy

    en el

    mundo

    estamos

    presenciando

    el

    derrumbe

    de los

    paradigmas

    de

    los

    grandes

    proyectos

    globalizadores

    sentimos

    que

    nosotras

    las

    mujeres

    ya

    habamos

    puesto

    en

    cuestin amiento

    la

    crisis

    de

    hegemonas

    que

    hoy

    se

    est

    haciendo

    visible. El

    feminismo

    desde

    sus

    orgenes

    ha

    interrogado

    nuestro

    funcionamiento

    en

    las estructuras

    dominantes

    hegemon

    izadas

    por

    una

    conciencia

    patriarcal;

    el

    feminismo

    al

    introducir en su

    cuestionamiento

    contradiccin

    de

    gnero

    ha

    complejizado

    los

    anlisis

    sociales

    y

    polticos

    develando dimensiones

    no

    consideradas

    por-

    otras

    corrientes

    de

    pensamiento.

    Creemos

    que

    debemos

    vivir

    profundamente

    esta

    realidad

    histrica

    porque

    pensamos

    que

    no

    son

    slo

    los

    paradigmas

    de

    izquierda

    los

    que

    estn

    en

    crisis;

    no

    hay

    ideologas

    triunfantes

    en

    estos

    momentos

    de

    nuestra

    cultura

    sino

    que

    el

    sistema

    valorice

    sostenido

    por

    e

    patriarcado

    en

    cualquiera

    de

    sus

    expresiones

    culturales.

    Part idos

    iglesias

    estado

    ideologas

    ya

    no

    responden

    a

    las

    necesidades

    de

    la

    muje r

    y

    el hombre

    actual.

    El feminismo

    al

    haber

    tomado

    conciencia

    de

    esta

    realidad

    y

    al

    hacer conciencia

    a

    la

    sociedad

    est

    haciendo

    una

    aporte

    civilizatorio

    a

    la

    humanidad

    haciendo

    emerger

    una

    energa

    de

    cambio

    que

    estaba

    sumerg ida

    en

    el

    mundo

    Slo cuando

    cuestionamos

    profundamente

    la

    cultura

    y

    sus

    valores

    ticos

    podremos

    constituirnos

    en

    energa

    transformadora.

    Nuestra

    responsabil idad

    pasa

    tambin

    en

    este

    sentido

    por

    una

    profunda

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    30/37

    27

    transformacin

    personal

    Nosotras

    las

    feministas no

    creemos en

    el

    mujer i smo

    que

    piensa qque

    slo

    porque

    somos

    mujeres

    somos

    mejores

    Las

    mujeres

    como

    toda

    esta

    sociedad

    tambin

    estarnos

    enfermas

    y

    estamos

    haciendo

    un

    proceso

    de

    sanacin

    slo asi

    podremos

    conectarnos

    con nuestra

    energa positiva y

    conseguir

    la

    liberacin

    de

    la dinmica de

    opresor/oprimida

    en

    que

    nos

    mantenemos

    paralizadas

    Slo libres

    de s

    oposicin

    nos

    conectaremos

    con

    el amor

    y

    saldremos de la friccin

    Desde

    ah

    podremos

    nuevamente

    soar

    seducir

    y

    transformar

    las

    oposiciones

    que

    construyen

    desigualdad

    Por

    so

    nuestro

    trabajo

    con

    mujeres

    constituye

    todava

    una

    constante

    bsqueda

    un caminar

    an en

    un

    proceso:

    con

    rror s

    y

    xitos

    que

    nos abren

    la

    mirada

    para

    construir

    propuestas

    de

    cambio

    En

    este

    caminar no

    nos sentimos

    solas

    porque

    sabemos

    que

    en Latinoamrica

    y

    en el

    mundo

    hay

    muchas

    otras

    mujeres

    hermanadas

    en

    esta

    mismas

    bsqueda

    y

    esta

    misma

    construccin

    Sentimos

    tambin

    otros

    aliados

    en

    este

    construir

    una

    sociedad

    sin

    fricciones

    que

    desde

    otras

    perspectivas

    luchan

    por

    un

    mundo

    me

    j

    or

    Desde

    La

    Morada buscamos

    construir

    un

    movimiento

    de

    mujeres

    ampl io

    con un

    polo

    feminista

    bsqueda

    que

    en

    estos

    prximos

    aos

    pasa

    por

    un

    compromiso

    con

    la

    democratizacin

    de nuestro

    pas

    Nosotras

    sabemos

    que

    somos

    un

    gran

    aporte

    en

    institucin

    y

    como

    movimiento

    de

    mujeres;

    per

    pasa por

    un

    reconocimiento

    del

    otro

    horizontalidad

    Nuestra

    esperanza

    se

    funda

    etapa

    de

    transicin

    a

    la

    democracia

    s

    estructuras

    patriarcales

    y

    sus

    prejuicios

    este

    despertar

    de

    la

    sociedad

    este

    proceso

    como

    o

    toda

    interlocucin

    en

    condiciones

    de

    en

    que

    en

    la

    prxima

    vayan

    rompiendo

    las

    que

    tanto

    dificultan

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    31/37

    2S

    El Nudo del

    Saber

    desde

    la

    Mujer

    Creo

    que

    el

    proceso

    de

    real comunicacin

    con

    un texto s

    da

    en una lect ura

    que

    conecta

    con

    una

    experiencia

    vivida;

    en

    momento

    la lectura

    vuelve

    palabra

    la

    propia experiencia,

    entra

    en

    el mundo

    de

    lo

    comunicado,

    entra en

    una

    misma,

    vuelve

    sentido

    y

    entra

    tambin

    en el mundo

    del

    SABER

    . Enton

    ces

    cada

    persona

    s

    conecta

    con un

    texto

    a

    partir

    de

    su

    diferencia

    Por

    esto

    hay

    tantas

    maneras

    de leer

    y

    por

    s en

    estos das me

    pregunto

    Dnde

    encuentro

    a la

    Julieta?

    .

    Dnde

    me leo en

    la Julieta?

    .

    Lo

    que yo

    aprenda

    de

    la

    Julieta

    est

    ms all de

    su

    escritura

    en

    el

    gesto

    que

    la trasciende

    Aprendo

    con

    ella en

    lo

    ntimo,

    en lo

    casi

    escondido,

    cuando

    ella

    habla

    bajito:

    Recuerdo

    haberme

    dicho

    bajito:

    con

    este

    verbo

    desatado,

    con

    esta

    capacidad

    de

    juego

    en

    la

    vida,

    de

    placer,

    de

    gesto

    libre

    de

    salto

    al

    ir

    en

    el

    vaco

    de

    la

    plenitud

    de todo

    deseo

    con

    esto

    en

    dominante,

    en

    hegemnico,

    sin

    clculo,

    sin

    suspensin

    ni

    ahorro

    previo,

    sin

    apropiacin

    ni

    acumulacin

    para

    suplir

    vacos

    y

    todo

    reproducido

    en

    maternidades

    Con

    todo

    esto

    es

    cierto

    no

    constituyen

    civilizaciones

    de

    la

    manera

    conocida

    pp210)

    .

    Este

    texto

    me

    incluye,

    incluye

    m i

    ntimo

    y

    m i

    corporalidad,

    porque

    en

    el

    discurso

    hegemnico

    construido

    desde

    las

    ciencias

    sociales

    me

    siento

    excluida

    de

    m i

    experiencia

    de

    mujer

    .

    Sin

    embargo ,

    la

    propia

    Julieta

    lo

    traspasa,

    lo

    transgrede,

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    32/37

    29

    solapadamente

    lo

    manipula.

    En

    este

    espacio quiero

    re ono er

    las diferencias

    y

    legitimar

    ese

    discurso,

    oculto,

    escondido,

    que,

    sin

    embargo

    permea

    todos

    sus

    textos

    y

    que

    queremos

    hacer

    cada

    vez

    ms

    visible.

    Por esta

    misma

    razn

    quiero

    interrogar,

    entre los

    nudos

    que

    Julieta

    nos

    dej,

    el nudo

    del

    SABER : el nudo del

    saber

    podra

    dar

    lugar

    a

    todo

    un

    tratado.

    As

    lo

    espero.

    Habra

    que

    considerar la

    lingstica,

    las

    plabras

    mismas

    puestas

    en

    gnero,

    la

    subjetividad

    que

    lleva

    incorporada

    cada

    conocimiento

    y

    cada

    sistema

    de

    conocer

    etc.

    .

    .

    Apenas

    en

    verdad,

    deb mencionarlo

    pp

    216 . En

    este

    apenas

    deb

    mencionarlo

    nuevamente

    est

    este

    hablar

    bajito

    porque

    Cul

    es

    entonces

    el

    saber

    desde

    la

    mujer?.

    La

    experiencia

    del

    saber

    reconocido

    est

    fundada

    desde una

    experiencia

    corporal

    masculina,

    bipolar,

    que

    es

    el n er

    y

    el

    morir;

    la

    experiencia

    del

    saber

    que

    las

    feministas

    estamos

    buscando

    est

    signada

    por

    la

    experiencia

    biolgica

    de la

    mujer que

    es n er

    -producir

    vida

    -des

    prendernos

    emocional

    y

    corporalmente

    de

    es

    vida

    que

    ha

    producido

    y

    morir;

    este

    proceso

    genera

    otra

    lgica,

    que

    implica

    una

    dinmica

    triple

    frente

    a

    la

    bipolaridad

    masculina.

    Vivimos

    inmersas

    en una

    cultura

    de

    violencia

    que

    se

    aferra

    incluso

    a

    aquello

    que

    la

    destruye

    .

    Volvamos

    a

    la

    pregunta:

    Cul

    es

    el

    saber

    que

    no

    est

    que

    falta

    en

    el

    sistema

    de

    valores

    ticos

    con

    que

    construimos

    sociedad?,

    sentimos

    que

    la

    respuesta

    est

    en

    aceptar

    que

    en

    este

    saber

    cclico

    hay

    una

    lgica,

    un

    conocimiento

    y

    que

    el

    desafo

    para

    el

    movimiento

    feminista

    est

    en

    encontrar

    en

    l

    nuestra

    fuente

    de

    poder

    poder

    que

    nos

    permitir

    construir

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    33/37

    30

    desde

    nosotras

    mismas

    en

    una

    interlocucin

    horizontal

    con

    el

    otro

    saber

    que

    surge

    de

    una

    experiencia

    distinta

    la del

    saber

    patriarcal.

    Nuestra

    gran

    dificultad con este

    sistema civilizatorio

    y

    cultural

    est

    en

    r ono r una

    dimensin de

    la

    espiritualidad

    fundada

    en

    un

    gesto

    eglatra

    como

    especie-

    de declranos

    dioses

    contruyendo

    a

    Dios

    a

    imagen

    y

    semejanza

    del

    hombre

    declarndonos

    superiores

    a

    todas las dems

    especies que

    no

    pueden

    advenir a la divinidad

    animales

    plantas

    minerales

    Se

    entender

    que

    me refiero

    a

    la

    cultura

    hegemnica

    eurocentrista

    leamos en

    este

    gesto

    nuestra

    tragedia

    ecolgica

    y

    planetaria

    .

    Despus

    de

    construir

    a

    Dios

    le

    dimos

    gnero

    gnero

    masculino

    .

    Nuestras

    aspiraciones

    espirituales

    han

    quedado

    as

    signadas

    estticamente

    en lo

    masculino.

    Pienso

    que

    la

    libertad

    s

    construir

    solamente

    cuando

    recuperemos

    esta

    dimensin

    espiritual

    desde

    la

    responsabilidad

    compartida

    de

    s r humanas

    y

    humanos

    con

    un sentimiento

    integral

    con

    el

    planeta

    y

    con

    todas

    las

    dems

    especies

    .

    y

    cuando

    nos

    enfrentamos

    al

    poder

    las

    mujeres

    estamos

    ubicadas

    en

    s

    plano

    inclinado

    no horizontal

    mirando

    al

    otro

    an

    hacia

    arriba;

    y

    sabemos

    cuan

    incmodas

    nos

    sentimos

    al

    negociarnos

    primero

    con

    nosotras

    mismas

    nuestro

    saber

    propio.

    Transamos

    nuestro

    saber

    fundado

    en

    maternidades

    por

    el

    otro

    por

    s

    saber

    que

    no

    conoce

    ni

    sospecha

    de

    este

    saber nuestro.

    Slo cuando

    este

    saber

    sea

    fuerza

    lograremos

    tener

    poder

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    34/37

    3

    Las

    mujeres

    nos

    reconocemos

    inmersas

    en

    esta

    dinmica

    de

    sumisin

    rebelin

    que

    slo

    nos

    permite

    hacer

    demandas

    es

    decir

    pedir

    un

    espacio

    dentro de s

    otro

    saber

    con lo

    que

    finalizamos

    siendo

    siempre

    funcionales al

    sistema;

    en ello

    nos

    estamos

    negando y negando

    tambin

    al

    mundo todo

    el

    aporte

    y

    el

    conocimiento

    significado

    en

    nuestro

    saber

    ...

    Este saber

    que

    no est

    representado

    ni

    simbolizado

    en el

    sistema

    de

    valores

    ticos

    y

    estticos

    de

    la

    cultura

    patriarcal

    tampoco

    est

    incorporado

    a nuestra

    emocional

    idad

    requiere

    de

    un

    re-conocimiento

    que

    slo

    s

    lograr

    en

    espacios

    propios

    autnomos

    que

    nos

    movilizen

    a

    la

    construccin

    de

    esta

    otra

    simbolizacin

    desde

    esta

    otra forma

    de

    representarnos

    y

    slo

    as

    podemos

    advenir

    a

    la

    horizontalidad

    que

    nos

    permitir

    s r

    vistas

    constituyndonos

    en un

    otro

    referente

    otro

    cuerpo

    en

    relaciones

    de

    horizontalidad.

    Slo

    as

    saldremos

    de

    la

    tragedia

    de

    s un

    otro

    invisible.

    Este

    camino

    nos

    lo

    dej

    marcado

    Julieta

    desde

    su hablar

    bajito

    hemos

    transitado

    en

    estos

    aos

    buscando

    los

    signos

    las huellas

    que

    relaciono

    con

    esta

    FIESTA

    que

    ella

    nos

    propone

    :

    Parte

    tambin

    de

    la

    idea

    de

    que

    deseamos

    y

    queremos

    realizar

    una

    nueva

    conciliacin

    con

    la

    sabidura

    porque

    qu

    otra cosa

    si

    no

    es

    plantear

    la

    incorporacin

    triunfal

    de

    la

    FIESTA

    a

    una

    sociedad

    generada

    planteada

    y

    administrada

    en

    forma

    lgubre?

    .

    Una

    sociedad

    monumen ta l

    y

    masculina

    que

    nos

    arrastra

    sin

    goce

    sin

    deseo

    de

    plenitud

    de

    llama

    y

    vida-

    tozudamente

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    35/37

    3

    un

    y

    otr

    vez

    juegos/

    fuegos

    de

    muerte

    de

    tortur

    troz

    de

    aniquilacin

    galctica?

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    36/37

    NACIONAL

    SEUMKM

    AlfWHOWI

    W

  • 7/21/2019 Reflexiones Feministas

    37/37