libro de Ivar Loaavas "The Me Book"

download libro de Ivar Loaavas "The Me Book"

If you can't read please download the document

  • date post

    11-Jan-2017
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of libro de Ivar Loaavas "The Me Book"

  • The Me Book Ivar Lovaas

  • Coautores: Andrea Ackerman, Ph.D. Departamento de Psicologa, Universidad de California en Los Angeles Los ngeles, California 90024 Dean D. Alexander, Ph.D. Departamento de Psicologa Claremont Graduate School Claremont, California 91711 Edward G. Carr, Ph.D. Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook y Suffolk Child Development Center Stony Brook, Nueva York 11794 Paula Firestone, M.A. Departamento de Psicologa, Universidad de California en Los Angeles Los ngeles, California 90024 Crighton Newsom, Ph.D. Coordinador de Investigacin Suffolk Child Development Center Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook Stony Brook, Nueva York 11794 Colaboradores: Marlyn Perkins, Ph.D. Departamento de Educacin Educational Psychology Divisin, Universidad de California en Santa Brbara Santa Brbara, California 93105 Douglas B. Young, Ph.D. Mdico de consulta privada Los Angeles Psychosocial Center 6331 Hollywood Boulevard. Suite 1000 Los ngeles, California 90024

    Versin de consulta en formato PDF Traduccin: Victoria del Barrio

    The Me Book Ivar Lovaas 2

  • Prlogo a la Edicin Espaola

    T

    odo experto, procedente de cualquier campo, que se haya enfrentado con la tarea de educar a un nio con serios trastornos del desarrollo conoce la dureza de tal empresa y el cmulo de dificultades que se oponen al ms ligero progreso.

    A lo largo de la corta historia de la Psicopatologa Infantil el tema de la educacin de los nios re-trasados ha sido fundamental y primero tanto en el tiempo como en la cantidad de investigacin terica y trabajo aplicado que ha generado. Dentro de esta rea, el autismo y los problemas de lenguaje a l asociados han constituido quiz uno de los retos ms arduos.

    Desde todos los modelos tericos se ha abordado el tema y se han generado unos mtodos ms o menos precisos para enfrentarse a l. Con el paso del tiempo, la acumulacin de datos, la disminucin de los apasionamientos primerizos y la creciente pretensin de conocimiento objetivo, se ha venido aceptando, desde todos los frentes tericos, que, cuanto mayor sea el deterioro de un nio y menor su instalacin lin-gstica, ms adecuada resulta una aproximacin conductual en su evaluacin y tratamiento.

    Ivar Lovaas, investigador americano nacido en Noruega, se encuentra, desde el comienzo mismo de su trabajo, en el centro de esta orientacin y es un ejemplo perfecto de la evolucin que experimentan las teoras cuando son aplicadas a la realidad. Sus primeros trabajos, al comienzo de los sesenta, se centraron en la implantacin del lenguaje en nios autistas con tcnicas conductuales. Su formacin, como ocurre fre-cuentemente, fue plural aunque el lenguaje ha sido siempre su meta. Comenz a trabajar intensamente en recuperacin del lenguaje de los nios autistas y psicticos en el Departamento de Psicologa en UCLA, donde contina. La metodologa de sus programas tena una estructura frrea dentro de la ms estricta lnea de teora del aprendizaje; su entorno era hospitalario y su gua terica el conductismo. Sus objetivos funda-mentales eran la implantacin del lenguaje y las habilidades bsicas del aprendizaje en este tipo de nios. Sus xitos fueron evidentes y sus errores tambin. De los primeros se deriva el ser ya una autoridad clsica en este campo; su nombre es uno de los ms citados en el tema del autismo. Muchos de sus colaboradores se han convertido en expertos muy activos en el campo del autismo, como Koegel o Schreiban. Churchill, Carr, Kent y Lovaas son nombres ineludibles para trabajar en el tema del lenguaje de nios psicticos, autis-tas, retrasados mentales, afsicos o daados cerebrales, es decir, el grupo duro de la recuperacin lingstica. Los errores han servido a Lovaas para la revisin de su trabajo y su mejora. l mismo enumera tres de estos errores: el trabajar en ambiente hospitalario, el haber excluido a los padres de la actividad teraputica y el esperar cambios bruscos e importantes en el proceso de recuperacin. Todo su trabajo posterior se centra en suplir estos fallos y mejorar la tcnica de aprendizaje con los datos extrados de la experiencia, como se muestra patentemente a lo largo de todo el libro que nos ocupa.

    Curiosamente, casi todas las crticas que se han hecho al trabajo de Lovaas se han centrado en aquellos errores tan precozmente detectados y combatidos con olvido de las correcciones que l mismo introdujo. En el primer Simposio de Autismo celebrado en Espaa en 1978, Lovaas contaba ya cmo traba-jaba hasta 16 horas extendiendo la labor realizada en el laboratorio al ambiente de hogar con los padres y estudiantes como coterapeutas. Precisamente la dificultad de la generalizacin de habilidades adquiridas por estos nios desde un entorno profesional a otro familiar, detectada en la evaluacin del proceso teraputico, fue el factor que llev a Lovaas a ecologizar su trabajo. Por esta misma razn los padres fueron integrados en el proceso teraputico, puesto que son el entorno ms natural y habitual del nio. La bsqueda de los centros de inters del nio en orden a la optimizacin de los refuerzos, as como la secuencializacin del proceso del aprendizaje acercaron a Lovaas a perspectivas evolutivas sin abandonar nunca una metodologa estrictamente conductual. Esto ha producido una evolucin en la obra de Lovaas que va de un conductismo

    The Me Book Ivar Lovaas 3

  • duro a otro integrado en tendencias evolutivas y ecolgicas, como conviene al manejo de la conducta huma-na en general y la infantil en especial. Esta evolucin personal de Lovaas es paralela a la que se ha produci-do en el conductismo; con una punta de humor se ha referido alguna vez a ello diciendo que la Psicologa, en sus comienzos, trataba a los animales como hombres, despus a los hombres como animales y por fin a cada cual como lo que es.

    A lo largo de toda la obra de Lovaas se advierte un sacro terror a dos cosas que tienen como de-nominador comn el ser rmoras para el aprendizaje de nios retrasados. Una son los profesionales que tienden a interpretar los problemas de estos nios como causados por factores inmodificables cualesquiera que ellos sean. Otra es la actitud piadosa y compasiva que lleva, por otros caminos, a la misma consecuen-cia: a la falta de exigencia, de accin y, por tanto, tambin al estancamiento. Parafraseando un conocido dicho espaol, Lovaas podra decir: De intenciones buenas estn las instituciones llenas. Una de las peo-res cosas que les puede pasar a los nios retrasados es acabar internados en una institucin donde, frecuen-temente, progresa su deterioro. La necesidad de internamiento deriva de que en estos nios, si no se inter-viene enrgicamente, crecen las conductas desadaptativas y menguan o no aparecen las adaptativas, con lo que la posibilidad de un funcionamiento medianamente normal se aleja paulatinamente.

    La necesidad de aumentar las conductas positivas y suprimir las negativas conduce a otro gran tema de mayor polmica si cabe: la utilizacin del refuerzo y del castigo en los programas conductuales de reha-bilitacin de los nios retrasados. Es evidente que e premio y el castigo se utilizan normalmente en la vida cotidiana de todos los individuos, pero su establecimiento sistemtico en un programa de aprendizaje repug-na a no pocas personas. Lovaas repite reiterativamente la necesidad de homologar los refuerzos, lo ms pronto posible, a los que se usan en la vida diaria como la sonrisa, el elogio, el cario o la simple apro-bacin; sin embargo, desde fuera de la modificacin de conducta se mira con recelo el sistema. Pero en donde las cosas llegan al punto ms lgido de discrepancia es en el uso del castigo para la supresin de con-ductas indeseables y peligrosas. La literatura cientfica muestra que la aplicacin del castigo es til y eficaz cuando se utiliza con los controles necesarios y sobre las conductas pertinentes, y en el marco de un pro-grama de implantacin de otras conductas adaptativas. Esta afirmacin resulta hoy obvia para cualquier tcnico, pero puede parecer inaceptable al que, quiz, no se ha tomado el trabajo de evaluar los resultados de su aplicacin cientficamente programada que constan ya en la literatura especializada.

    Conseguir que un nio gravemente retrasado abandone las conductas que lo aslan socialmente y adquiera aquellas que le conviertan en un ser aceptado por su entorno es la meta soada por todos los que se dedican a su rehabilitacin y sta es tambin la meta de este libro y la de su autor.

    Los destinatarios de este libro son fundamentalmente los padres de los nios con problemas, pero evidentemente interesa tambin a los profesionales que intenten dotar a un nio de las habilidades necesarias para ser capaz de comunicar y desenvolverse en su ambiente. Las pginas que siguen muestran uno de los caminos para conseguir esa meta y lo hacen desde la base de una dilatada experiencia y desde un xito ms que probado.

    Doctora Victoria del Barrio

    Facultad de Psicologa - UNED Madrid, Agosto de 1989

    The Me Book Ivar Lovaas 4

  • Nota de la traductora

    E

    s de todos conocida la dificultad de traduccin asociada a los libros relacionados con el lenguaje. Esta dificultad se acrecienta cuando la temtica es trastornos del lenguaje, como ocurre en una parte considerable de este libro. He intentado en todos los casos mantener

    una proximidad fontica, funcional y de frecuencia de uso de los trminos, pero no siempre ha sido posible. Una gran parte de las palabras inglesas que tienen relacin con el entorno cotidiano y domstico de un nio son monosilbicas, cosa que no ocurre en castellano. Por ello me ha parecido bien mantener junto a la tra-duccin literal de los trminos otra adaptada para que el lector pueda comparar y enjuiciar la opcin tomada.

    En algunos casos he variado la traduccin habitual de trminos tcnicos, como en el caso de mode-ling, cuya traduccin habitual es