Avengers Angel

Click here to load reader

  • date post

    05-Dec-2014
  • Category

    Documents

  • view

    426
  • download

    2

Embed Size (px)

Transcript of Avengers Angel

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

StaffModeradoraPanchys

TraductorasAnnabelle Andreani Mery St. Clair Panchys AnnaissJ LizC Gaby828 Rominita2503 Mimu_14 Violet_7 Katherine ...Luisa... DaniO Larosky

CorrectorasMelii Mali.. Mary Ann Mery Panchys Deydra Ann Maia8

Recopilacin & Lectura FinalMery St. Clair

DiseoPgina

2

Mery St. Clair

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

ndiceSinopsis Introduccin Captulo 1 Captulo 2 Captulo 3 Captulo 4 Captulo 5 Captulo 6 Captulo 7 Captulo 8 Captulo 9 Captulo 10 Captulo 11 Captulo 12 Captulo 13 Captulo 14 Captulo 15 Captulo 16 Captulo 17 Captulo 18 Captulo 19 Captulo 20 Captulo 21 Captulo 22 Captulo 23 Captulo 24 04 05 06 10 28 45 58 72 86 97 115 129 140 151 159 171 185 194 207 214 225 237 248 263 278 292 304 308

3Pgina

Captulo 25 Eplogo

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

esde el principio de los tiempos, los arcngeles deseaban conocer el verdadero amor. Cuando cuatro ngeles femeninos fueron creados para los cuatro arcngeles, Miguel, Gabriel, Uriel y Azrael, un caos de celos estall, y las Arcos fueron secretamente enviadas a la Tierra. Los cuatro arcngeles favorecidos las siguieron, provocando una bsqueda que ha durado miles de aos Uriel fue una vez el Arcngel de la venganza y uno de los guerreros ms poderosos de su reino. Pero eso fue hace una eternidad. Ahora es un galn, una estrella de cine a la cabeza de la franquicia de vampiros ms grande de Hollywood. Y nunca ha estado ms solo, hasta un encuentro casual con Eleanore Granger. En el momento en el que posa sus ojos en ella, sabe que es suya. El primer instinto de Ellie es correr. Las personas siempre han estado detrs de ella por sus poderes ocultos, pero algo en Uriel es diferente. No puede negar su profunda atraccin por este extrao con ojos esmeralda, as que decide confiar en l. Y justo a tiempo, porque hay otros que se proponen utilizar a las Arco para sus propios fines, y Ellie es su primer objetivo.

D

Sinopsis

The Lost Angel, #1

Pgina

4

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

IntroduccinTraducido por Panchys Corregido por Melii

ace mucho tiempo, El Hombre Viejo reuni a sus cuatro arcngeles favorecidos, Miguel, Gabriel, Uriel y Azrael. Apunt a cuatro estrellas en el cielo que brillaban ms que las dems. Les dijo a los arcngeles que deseaba recompensarlos por su lealtad y haba creado para ellos almas gemelas. Cuatro seres femeninos perfectos, las Arcos. Sin embargo, antes de que los arcngeles pudieran reclamar a sus compaeras, las cuatro Arcos se perdieron y esparcieron por el viento, ms all de su reino y alcance. Los arcngeles tomaron la decisin de dejar su mundo, viajar a la Tierra y buscar a sus compaeras. Durante miles de aos, los arcngeles han buscado. Pero no han buscado solos. Porque no son las nicas entidades que dejaron su reino y vinieron a la Tierra para cazar a las Arcos. Otros los siguieron

H

Pgina

5

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

1Traducido por Panchys Corregido por Melii

2.000 aos a.C. l arcngel Miguel, aferr la roca en su mano derecha con tanta fuerza, que los dedos dejaron huellas en la piedra. La mandbula apretada, los ojos cerrados fuertemente contra el dolor que le corra a travs de las venas. Los bosques eran escasos a este lado del norte y el suelo bajo sus pies, el fro aumentaba a la vez que la resistencia de su cuerpo inhumano se agotaba. Su hermano, el arcngel Azrael, transformado como una criatura depredadora, tena los colmillos profundamente incrustados a un lado de su garganta, y con cada tirn y trago, Miguel experimentaba una nueva y profunda agona. Az eso es suficiente solt, silbando las palabras a travs de los dientes apretados. Lo siento, fue la vacilante respuesta de Azrael. No dijo las palabras, pero Miguel poda or el verdadero pesar deslizndose por la mente de su hermano. Azrael an no se apartara y dejara de beber de l. No por primera vez, Miguel supo que tendra que usar la fuerza. Cogi la roca que aferraba entre sus dedos y despus de otra mueca y respingo de dolor, golpe la piedra en un lado de la cabeza de Azrael. Los dientes de su hermano fueron arrancados de su cuello, desgarrando largos pedazos de carne mientras capturaba entre sus fuertes pero temblorosos brazos a Azrael, que cay a su lado. Az exclam Miguel, dejando caer la roca para poner la mano sobre la herida del cuello. Az, lo siento Lentamente se dio la vuelta, apoyndose en un codo, mientras trataba de reparar el dao. Luz y calor crecieron por debajo de la palma, enviando energa curativa a la herida. Pero la cabeza de Azrael an se mantena agachada, el largo pelo ocultando el rostro de la vista de Miguel.

E

6

Az? Detente, Miguel. No lo puedo soportar.

Pgina

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Miguel se sinti curado por completo, escuch el corazn latiendo ms estable en su cuerpo y cerr los ojos. Su hermano tena una voz increblemente hermosa. Y, sin embargo, ahora resonaba con desesperacin. Miguel dej caer la mano y se incorpor. Abri los ojos de nuevo y mir la forma inclinada de su hermano. Este dolor que ests pasando, no puede durar mucho ms dijo en voz baja. Un solo momento ms ya es demasiado tiempo susurr Azrael. Lentamente, y con lo que pareca ser un gran esfuerzo, su alta y morena figura se irgui. Levant la cabeza para encontrarse con la mirada de su hermano y Miguel se vio una vez ms, mirando a los ojos de color oro brillante, misteriosos y fascinantes, en el marco de la hermosa cara de Azrael. Mtame. dijo Azrael. Miguel se arm de valor y sacudi la cabeza. Nunca. Si alguno de los cuatro hermanos arcngeles pudiera convocar la voluntad de matar al otro, no habra sido Miguel o siquiera Azrael, sino Uriel. l era el ngel de la Venganza. Solo Uriel sera capaz de comprender lo que se necesita para sofocar la empata, la razn y el amor lo suficiente como para asestar el golpe final por el que Azrael rogaba. Pero Uriel no se encontraba con ellos. l y su otro hermano, el arcngel Gabriel, se haban perdido en su cada en picado a la Tierra hace dos semanas. Los cuatro arcngeles haban sido separados y se haban dispersado como las hojas secas y muertas en un viento huracanado. Miguel no tena idea de dnde estaban los dems, y mucho menos por lo que podran estar pasando. Solo saba que haban pasado por una transformacin mientras tomaban esta forma humana. Miguel no era tan poderoso como lo haba sido antes de su descenso. La naturaleza de sus poderes era la misma, ms o menos, pero el alcance de sus facultades haba disminuido considerablemente. Era capaz de afectar solo a lo que estaba inmediatamente a su alrededor y solo por un perodo de tiempo relativamente corto. Su cuerpo se cansaba. Conoca el hambre. A menudo se senta dbil. Haba cambiado drsticamente. Pero no tanto como Azrael. Como el anterior ngel de la Muerte, el cambio de Azrael era diferente del de Miguel. Era ms oscuro. Mucho ms doloroso. Como si esta nueva forma se llenara de la energa negativa que haba recogido durante su interminable existencia de antes. Como la segadora en el campo de los espritus mortales, Azrael haba tomado muchas vidas. Y haba un peso para esas muchas almas que llevaban con ellos ahora. Su forma alterada, tena

Pgina

7

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's AngelSiempre sangre.

Heather Killough-Walden

los colmillos de un monstruo, una sensibilidad a la luz del sol que lo obligaba a esconderse en las sombras de la noche y lo peor de todo, exiga sangre. Por favor, Miguel Sacudi un poco los anchos hombros de Azrael mientras este apretaba los puos y los poderosos msculos de su cuerpo se ponan tensos y pronunciados. Su piel era plida, el pelo del color de la noche, los ojos como el sol. Pareca un estudio de la contradiccin mientras apretaba los dientes, mostrando los sangrientos colmillos. No me hagas rogar. Miguel sac las piernas de debajo de l y se levant. Se recost contra uno de los pocos rboles de la zona y apenas abra la boca para rechazar una vez ms la peticin de su hermano cuando de repente, Azrael fue un borroso movimiento. El cuerpo de Miguel se estrell con fuerza contra el tronco del rbol y la viviente madera se astill tras l. Era ms dbil de lo que haba sido minutos antes, la prdida de sangre dren el valioso impulso de sus reflejos. A pesar de que era capaz de curar su herida, no era capaz de remplazar la sangre que Azrael tom de l. Haban estado aqu antes. l y Azrael estuvieron aqu todas las noches durante dos semanas. Miguel no saba cunto tiempo iba a ser capaz de aguantar esta batalla que viva cada noche con su hermano. Azrael era muy fuerte. Incluso enloquecido por el dolor, era probablemente, el ms fuerte de los cuatro. El monstruo en que se haba convertido lo coma por dentro. Devoraba el ncleo de su ser, convirtindole en una cscara vaca. La vida era diferente en la Tierra. Antes de esto, nunca hubo ningn tipo de molestia. Ni hambre. Ni sed. Estas sensaciones eran nuevas para Miguel, pero cualquier incomodidad que experimentara a causa de su nueva forma ms humana, Azrael, obviamente, lo sufra mil veces ms. Su transformacin fue brutal y estaba matndolo. Pero Miguel no iba a darse por vencido. Ni ahora ni nunca. Con gran esfuerzo, empuj Azrael lejos de l y se prepar para otra batalla sin sentido con su hermano y mejor amigo. En algn lugar, Uriel y Gabriel tenan ms probabilidades de luchar, ya fuera por s mismos o entre s. O con ambos. Miguel tena que encontrarlos, y reunir a los cuatro de nuevo. Estaban en la Tierra por una razn. Haban venido con el fin de encontrar a las mujeres, las compaeras del alma que El Hombre Viejo haba creado para ellos. Haban venido a la Tierra para hallar a sus Arcos. Y no tenan ninguna oportunidad de encontrarlas hasta que se encontraran el uno al otro.

Pgina

8

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Y lo que era an peor, Miguel saba que no haban llegado a la Tierra solos. Saba que los haban seguido. Samael, era el nico arcngel del que tena razones para temer. Siempre haba sido ms fuerte que Miguel, y por un momento, haba sido el favorito del Hombre Viejo. Pero eso fue hace mucho tiempo y ahora, debido a sus celos por las Arcos, haba llegado a la Tierra para encontrar a las mujeres por s mismo. Con los aos, Samael haba demostrado ser un rival carismtico, fro, calculador y completamente peligroso. Miguel no saba lo que pasara si Samael encontraba primero a las Arcos. Tampoco tena ni idea, de hecho, de qu pasara si l y sus hermanos las encontraban tal y como se haban propuesto. Todo lo que saba con certeza era que no estaba dispuesto a dejar pasar esta oportunidad. Cada Arco es demasiado importante. Miguel y los otros haban experimentado la soledad por mucho tiempo. Estas mujeres seran el fin de ello. Lo significaban todo. El tiempo era esencial. Miguel apret los dientes, entrecerr los ojos y se arremang la camisa. Azrael lleg como un relmpago, y como un trueno, Miguel se reuni con l a mitad del camino.

Pgina

9

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

2Traducido por Panchys Corregido por Melii

El arcngel Uriel dej escapar un suspiro y se pas la mano por la cara. Luego, apret la mandbula y mir por la ventana de la limusina. Observ, distradamente, cmo el coche pasaba varios escaparates de tiendas decoradas con carteles del xito de taquilla Comeuppance. Caa la tarde del sbado y la ciudad era pequea, las tiendas estaban cerradas. Pero los carteles an eran enormes. Se estremeci cuando sus propios ojos, de color verde hielo, le devolvieron la mirada desde el fondo de las paredes de un castillo en ruinas, un rayo rompiendo el cielo y una hermosa coprotagonista que colgaba de sus musculosos brazos. Cristo. Apart la mirada y se hundi en el asiento de cuero. Es mejor que no permitas que Gabriel sepa que ests lamentando esto, porque estoy completamente seguro de que no te dejar tranquilo Frente a l, Max Gillihan, el agente de Uriel, se sentaba con las piernas cruzadas y una sonrisa de satisfaccin, sus propios ojos de color castao oscuro brillaban detrs de sus habituales gafas de pasta. Como siempre, llevaba un traje de tres piezas en colores apagados y el cabello castao corto y perfectamente peinado. Sonri, mostrando los dientes blancos. Nunca. Dmelo a m murmur Uriel en voz baja. Era ms que consciente de lo que su hermano pensara de su arrepentimiento. Especialmente dado que Gabriel le haba advertido, en repetidas ocasiones, en contra de entrar en el mundo de la fama y la fortuna, moviendo su maldita cabeza de pelo negro y dando su consejo con su profundo acento escocs. Le haba advertido de lo peligroso que sera que se convirtiera en un famoso y de que su rostro estuviera pegado en las paredes de los edificios. Los arcngeles eran inmortales, no envejecan Qu clase de pretexto iba a inventar Uriel para evitar que el mundo notara que no haba cambiado en las ltimas dcadas? Gabriel tena razn, pero Uriel odiaba admitirlo. Olvidando incluso el hecho de que estaba borracho cuando dio su consejo no deseado. Tanto si se encontraba sobrio como si no, Gabriel nunca se equivocaba. Y eso, irritaba a Uriel hasta el lmite.

H

aba sido advertido, o no? Una y otra y otra vez

Pgina

10

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

De todos modos no deberas estar lamentndote, Uriel. Demonios, eres Christopher Daniels y ahora eres una gran estrella de cine dijo Max, usando el seudnimo de escena de Uriel. La ceja derecha de Uriel se arque de esa irritante manera que volva locas a las mujeres en la pantalla grande. Y por qu me iba a importar eso? murmur. Max ech la cabeza hacia atrs y se ri. Te preocupaba lo suficiente hace un ao cuando firmaste el contrato de Comeuppance. Uriel cruz los brazos sobre su pecho y mir hacia otro lado. Eso era tan bueno como admitir la derrota. Una vez ms, el hombre frente a l se ech a rer, esta vez aadiendo un movimiento de cabeza. Dos mil aos y nunca recibirs ningn crdito. Da un poco ahora, Uriel. Eres un arcngel, por amor de Cristo! Se supone que debes estar en el candelero. Hizo una pausa para dar efecto. Verdad? Suenas como Samael cuando argumentas as murmur Uriel. Apuesto a que s. Puede ser un autntico dolor en el culo, pero hay que admitir que tiene un gran olfato para los negocios. La sonrisa de Gillihan nunca vacil. El hombre era multifactico. Era el agente de Uriel y tambin su tutor. Como tal, era muy viejo, un hombre muy sabio, a pesar de su rostro libre de arrugas y el brillo juvenil en sus ojos color chocolate. Uriel neg con la cabeza. Se senta extrao en ese momento, desplazado. Era un arcngel, o lo haba sido muchos aos atrs. Siglo arriba, siglo abajo, hace dos mil aos, l y sus hermanos haban abandonado su lugar junto al Hombre Viejo y elegido venir al reino de los mortales con el fin de encontrar la nica cosa que faltaba en su reino, una compaera. Ser un arcngel era un regalo y una maldicin. Ellos fueron los favorecidos, los ms cercanos al Hombre Viejo, y juntos, tenan todo el poder del universo. El Hombre Viejo haba creado a sus arcngeles como perfectos ejemplares machos. Pero un hombre, naturalmente, desea a una mujer. Y ya que no haba arcngeles femeninos, cada uno de ellos senta una enorme soledad que nada pareca llenar. As que, hace dos mil aos, los cuatro arcngeles favorecidos, Miguel, Gabriel, Uriel y Azrael se haban reunido para hablar con El Hombre Viejo, y este les haba dicho que, como recompensa por su lealtad, haba creado para cada uno de ellos el don ms preciado de todos: una pareja femenina, a las que llam Arcos.

11Pgina

Uriel cerr los ojos mientras los recuerdos se volvan oscuros. l y sus tres hermanos, nunca haban tenido la oportunidad de reclamar a sus Arcos. Antes de que pudieran aceptar, ocurri el desastre y las mujeres estuvieron perdidas o esparcidas en los vientos de la Tierra.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Los arcngeles decidieron ir tras ellas. Pensaron que sera fcil. Eran arcngeles, despus de todo. Nada haba sido difcil para ellos. Pero pasaban las dcadas y los siglos se arrastraban y los cuatro hermanos no encontraban ningn rastro de sus Arcos. En su lugar, se encontraron atrapados en cuerpos que eran ms humanos que arcngeles. Experimentaron las emociones y sintieron la agona humana. Despus de un tiempo, se encontraron con que la lucha por la supervivencia de los hombres era una constante distraccin de la bsqueda de sus Arcos. Miguel fue el primero en mantener su postura en el mundo humano. Era el guerrero entre ellos y se haba unido a todos los ejrcitos, haba luchado en todas las guerras y se haba ofrecido para cada trabajo peligroso que la humanidad requera: espionaje, piloto de combate, rebelde. Se haba mudado de aldea en aldea, de pueblo en pueblo y ciudad en ciudad, dejando atrs a sus amigos cuando el tiempo pasaba y se haca claro que no envejeca. La vida era dura, pero mientras los aos pasaban l lo haba asimilado junto con sus hermanos. Miguel era ahora un agente de polica en Nueva York. Gabriel, el antiguo Arcngel Mensajero, ha vivido en Escocia de vez en cuando desde su llegada a la tierra. Posea una afinidad por la tierra y su gente, pero tambin necesitaba ser muy cuidadoso con el paso del tiempo. Cada veinte aos ms o menos, lamentablemente, sala de la tierra del cardo11 y se ausentaba por algn tiempo. Estaba en uno de esos descansos ahora, trabajando como bombero en la ciudad de Nueva York, no muy lejos de Miguel. Azrael, el anterior ngel de la Muerte, no mantena un lugar concreto en la Tierra. Su existencia era incluso ms dura que la de los otros tres hermanos. Al principio, no entendieron lo que le haba sucedido a Azrael, cuando vinieron a la Tierra y se transformaron. Su forma haba sido modificada de una manera cruel y dolorosa. Pero ahora, los arcngeles saban cmo llamar a su transformacin. Saban lo que era. l haba sido el primero, de hecho, el primer vampiro. Como tal, visitaba una ciudad diferente cada noche. Se quedaba en las sombras, se alimentaba y se trasladaba. Nunca mat cuando se alimentaba. Bebi de alcohlicos y adictos. Por la noche ajustaba las cuentas por los humanos que haban sido daados y nunca se vio afectado por la corrupcin en su sangre. Durante siglos, Azrael haba mantenido este patrn de movimiento constante. Sin embargo, en los ltimos aos, su comportamiento haba cambiado bastante. Ahora, cuando no estaba durmiendo o bebiendo de algunos incautos mortales, Azrael se encontraba en el escenario, vestido con12

Pgina

12

Tierra del cardo: la flor del cardo es el smbolo nacional de Escocia. Podunk: se describe como una ciudad pequea o como en medio de la nada.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

cuero oscuro y un nico antifaz negro. Ese era el traje que usaba cuando interpretaba su msica, escondiendo la mitad de su rostro de las miradas indiscretas de los millones y millones de fans que gritaban en su presencia. Azrael era El Enmascarado, el cantante de Valle de la Sombra, una banda de rock muy popular que haba tomado el mundo por sorpresa desde hace diez aos. Siempre haba tenido una voz increble. Era fascinante, literalmente, y le haba impulsado a la cima de las listas de xitos en un santiamn. De vez en cuando, Az era abordado por alguien que lo reconoca por lo que era. A veces aparecan extraos individuos, que saban que Azrael era un vampiro y deseaban desesperadamente el vampirismo para s mismos. Rara vez obligaban a Azrael. Sin embargo, de vez en cuando, senta que la opcin de convertir a un mortal era la decisin correcta. Entonces, se alimentaba de esa persona un nmero determinado de veces y el cambio se llevaba a cabo. En el transcurso de miles de aos, rara vez se conceda una solicitud. Aprobada o no, los vampiros ahora vagaban por la Tierra, llamando a Azrael como su padre. Uriel, por su parte, nunca haba sentido que tena un hueco en el reino de los mortales que pudiera llenar cmodamente. Una vez haba sido el ngel de la Venganza. Haba castigado a una gran cantidad de malhechores que El Hombre Viejo haba creado y desatado sobre el mundo. A la vez que nacieron los seres humanos, tambin se crearon diversos animales y criaturas. Algunas de estas criaturas llegaron a ser conocidos en el reino de los mortales como demonios, diablos, necrfagos y duendes. Cuando Uriel resida en el reino de arcngeles, fue su tarea buscar a estas criaturas y a los seres humanos que se unan a ellas. Pero ahora que estaba en la Tierra no era tan fcil separar el monstruo de lo humano. E imponerles las sanciones ya no era su tarea, de todos modos. Todava distingua el bien del mal. Todava odiaba el mal y senta la necesidad de proteger la inocencia. Sin embargo, encontrar una manera de hacerlo en el plano mortal no era fcil. No le haba tomado mucho tiempo cansarse de su papel como el asesino humano de los alborotadores a lo largo de la historia, como soldado de guerra en guerra, francotirador, agente doble o asesino. Al final, se haba dado cuenta de que se senta cansado de ser Uriel. Quera ser otra persona por un tiempo. Y por eso, haba asistido a un casting anunciado en la pared de una cafetera de California. Despus de todo, la actuacin trataba sobre pretender ser alguien que no eras. Y ahora, aqu estaba. En una limusina de camino a una firma de autgrafos porque, de repente, se haba vuelto tan popular como El Enmascarado. La pelcula, Comeuppance, haba tenido un xito abrumador, la haban convertido en un libro y ahora los miembros del reparto firmaban ejemplares por todo el pas.

Pgina

13

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's AngelEstamos aqu, seor Gillihan.

Heather Killough-Walden

Fuera de la ventana del coche, la falta de definicin de los edificios se ralentiz y el coche gir a la derecha suavemente, doblando la esquina de una calle. Sobre la cabeza de Uriel, un altavoz incorporado tom vida. Max se sent un poco ms erguido y asinti hacia Uriel. Muy bien, este es el trato. La librera dijo que habr entre 200 a 500 personas hoy Aqu? Uriel estaba seguro de que su expresin coincida con sus emociones. Era un actor, despus de todo y la expresin lo era todo. En la ciudad Podunk2? Hay quinceaeras por todas partes, Uriel explic Max con calma. Cuando se trata de ti y tus colmillos falsos, van a venir de la nada, aunque tengan que hacerse camino a mordiscos. Bonita imagen. Lo s verdad? Ri Gillihan de nuevo. La limusina redujo la velocidad en una parada y los truenos rugan en la parte superior del coche. Uriel frunci el ceo. Se avecinaba una tormenta? No la haba percibido y por lo general, poda. Deba de haber estado muy distrado para no darse cuenta. Le dije a Nathan que nos sacara por la parte trasera de la tienda y as darnos un poco de tiempo para prepararte antes de entrar continu Gillihan, que de pronto era todo negocios de nuevo. Has odo eso? pregunt Uriel, interrumpindolo. Max frunci el ceo y luego parpade. Qu? El trueno? S respondi Uriel, mirando por la ventana en la oscuridad mientras se pona su chaqueta de cuero. Te diste cuenta antes de que viniera? Max pareci considerar esto por un momento. Mir por la ventana y su ceo se frunci un poco ms. En realidad, no. Pero este es el suroeste. Aqu las tormentas surgen de la nada y sin avisar. Se encogi de hombros mientras pona unos bolgrafos nuevos y una carpeta llena de fotografas en su maletn. Yo me cre aqu. Uriel puso los ojos en blanco. Max Gillihan no creci en ningn lugar. Simplemente haba existido desde haca dos mil aos. Pero, por alguna extraa razn, siempre senta nostalgia cuando visitaban una nueva ubicacin e insista en que haba crecido all.

Pgina

14

2

Podunk: se describe como una ciudad pequea o como en medio de la nada.

.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

En un lugar no muy lejos de aqu, en realidad. Llamado Lovington. Era una mierda, una mancha en el mapa hace treinta aos y ahora es incluso ms pequea continu Gillihan, sacudiendo la cabeza como si no le costara ningn esfuerzo mentir. Pero me acuerdo de las tormentas. Volaron el techo de nuestra casa de verano Entreg las plumas a Uriel y se volvi en su asiento para dar instrucciones al conductor. Espera. Uriel levant la mano. Gillihan hizo una pausa, arrugando una ceja. Uriel se senta incmodo. Algo andaba mal. Se supona que esto era solo otra firma y sin embargo, algo le deca que no lo iba a ser. No estoy listo todava. Max le mir entrecerrando los ojos y se acomod en el asiento de enfrente. Es mejor que ests listo, amigo. Porque ser una noche muy larga. Uriel dej escapar un suspiro y se pas la mano por su espeso pelo castao. Eso es lo para lo que no estoy preparado.

Eleanore Granger escuch el trueno. Saba que se avecinaba una tormenta. Sonri para sus adentros. Ella siempre lo saba. Mir hacia la muchedumbre que se agolpaba ms all de las puertas de la tienda y no pudo evitar la sonrisa que le ilumin el rostro. No podran haber elegido un da peor, verdad? En cuestin de minutos, la lluvia caera y todo el mundo afuera se empapara. Probablemente estaba mal que la idea le diera un escalofro de satisfaccin. Pero se senta cansada y frustrada, y tambin enferma a muerte de ver carteles de Comeuppance en cada ventana de cada tienda, de aqu a Tombuct. Entrevistas en las noticias con todos los miembros del elenco y los nuevos diseos de moda a la venta en todos los grandes almacenes y que misteriosamente, se parecan a los que los personajes llevaban durante la pelcula. Y todo porque los personajes principales eran atractivos. Un avin que llevaba a 236 pasajeros se haba hundido en el Pacfico la semana pasada y las noticias que cubran la horrible historia fueron solamente una hora en vivo y la repeticin esa noche y a la maana siguiente. Mientras tanto, el rostro atractivo de Christopher Daniels, el actor que interpretaba a Jonathan Brakes en Comeuppance, apareca sin parar en la pantalla de plasma de cincuenta pulgadas que colgaba sobre la chimenea del caf de la librera. Ya sea por los trailers de la pelcula, por los programas de entrevistas o por los clips de las noticias, lo cierto es que el actor, pareca haber estado all durante dos semanas consecutivas.

Pgina

15

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Y, de hecho, se encontraba all de nuevo. Era sbado por la tarde y el Da de Denna emita una entrevista con la estrella. Ellie tuvo que admitir (aunque solo lo hizo para s misma) que l era magnfico. Era bastante alto y ancho de hombros y su pelo, grueso y oscuro, ligeramente ondulado donde tocaba con el cuello de sus camisas y chaquetas. La nariz era romana, el mentn fuerte, pero no demasiado, y tanto si estaba afeitado u oscurecido por una sombra de barba, su rostro obligaba a mirarlo de nuevo. Es su mirada, pens Ellie distradamente. Esos ojos. Christopher Daniels tena los ojos del verde ms claro que jams haba visto. La primera vez que lo vi en la pantalla grande, haba pensado que eran lentes de contacto. Sin embargo, entrevista tras entrevista, era claro que el color de los ojos era suyo. Ellie haba soado con sus ojos unas cuantas veces. Y no es que estuviera dispuesta a compartir esa informacin. Era, sin duda, un hombre impresionante. Su voz era suave y se mova con una gracia casi antinatural. Ellie tena que esforzarse para no mirar sus imgenes cuando las emitan por todas partes, en los escaparates, los costados de los autobuses, en Wal-Mart. Estaban todas las mujeres del mundo realmente tan desesperadas por una cara bonita? Incluida ella misma? Desde cundo un hombre guapo triunfaba sobre una tragedia en las noticias? Era una locura. Ellie se neg a participar en esa locura. Al menos mientras estuviera despierta. El walkie-talkie que se posaba en el escritorio de servicio al cliente, a un pasillo de distancia, volvi a la esttica vida y alguien en el almacn le pregunt si estaba all. Eleanore termin de poner en las estanteras los libros que tena con ella y se dirigi a la recepcin para recoger el walkietalkie. Estoy aqu, Shaun. Qu est pasando? Los peces gordos estn aqu. Pero se detuvieron en la puerta de atrs en lugar de la puerta principal. Quieres que se lo diga a Dianne o Mark? Qu debo hacer? Um Eleanore pens por un minuto. Por qu se haban retirado hasta la parte de atrs? Se escondan por alguna razn? Necesitaban hablar con un gerente?. Dales un minuto, supongo. Tal vez solo necesitan algn tiempo para prepararse. Si todava estn all dentro de cinco minutos, se lo diremos a Dianne. Oh, Dios mo! Eleanore dio un salto y se volvi hacia un grupo de tres chicas en la entrada del pasillo de ciencia ficcin detrs de ella. Una de las chicas seal a Eleanore. Te he odo! Christopher Daniels est aqu, no?

Pgina

16

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's AngelQu? No, yo

Heather Killough-Walden

He odo a ese tipo en el otro extremo, Shaun! Dijo que estn por la puerta de atrs! La voz de la muchacha cay a un volumen muy bajo, un susurro conspirador y se volvi frenticamente a sus dos compaeras. Oh, Dios mo, chicas, vayamos a la parte de atrs y le veremos antes que nadie! Espera! Pero antes de que Eleanore pudiera incluso contemplar detener al tro, las chicas estuvieron fuera como cohetes forrados de Abercrombie3, deslizndose a travs de la tienda hacia la puerta y tratando de no llamar demasiado la atencin. Mierda. Eleanore presion el botn para hablar por el walkie-talkie y puso la mano en su cadera. Shaun, me haras un favor? Claro, nena. Tenemos un tro dirigindose hacia la limusina de Christopher Daniels. Puedes ir a buscarlas por m, por favor? Shaun logr hacer clic en el botn para hablar en su telfono a la vez de Eleanore intentaba controlar la risa. Ver lo que puedo hacer. Gracias. Puso la radio de nuevo sobre la mesa y se pas una mano por si cabello spero. Mierda Cerr los ojos. Luego tom el telfono en el mostrador y se dirigi a su jefa. Dianne, me temo que tengo que regresar para ayudar a Daniels. Hay un grupo de aficionados a la carrera cruzando la tienda. Era claro por el profundo suspiro que Dianne no se senta contenta. Esto no es una broma. Las dems chicas lo notaran y habr ms revuelo. Conseguir que alguien te cubra temporalmente. Date prisa y ayuda a Shaun respondi y colg. Eleanore se dio la vuelta y sali de la oficina de servicio al cliente para dirigirse hacia la salida que estaba ms all de los cuartos de bao, pero justo cuando pasaba el de las mujeres, el sonido caracterstico de arcadas le par en seco. Oh, no, pens. Alguien est enfermo. El sonido se repiti, esta vez seguido por bajos zumbidos y sonidos de sollozos, obviamente hechos por una nia. El corazn de Eleanore se rompi. No solo era una persona enferma, era solo una nia. Mierda susurr. Doble mierda. Mir una vez hacia la puerta trasera cerrada y luego hacia abajo, a la llave que colgaba de una correa alrededor de su cuello. Tena que tomar una decisin. Podra ir y salvar a Christopher Daniels de sus fans y a su vez,

Pgina

17

3

Abercrombie: marca de ropa estadounidense.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

salvar a la librera de cualquier reprimenda resultante y por lo tanto, salvarse del despido, o podra ir y salvar a la nia en su lugar. Mientras Eleanore empujaba la puerta giratoria del bao de mujeres, se dio cuenta de que nunca tuvo realmente opcin, despus de todo.

Uriel mir la lluvia por la ventana. Suspir. Uno de los poderes que le haban dado era que poda predecir el tiempo, poda determinar con precisin si iba a hacer un buen tiempo antes incluso de que realmente ocurriera. Sin embargo, hoy la tormenta llego sin previo aviso. Lo cual dejaba un poco perplejo a Uriel. Tal vez estuviera ms distrado de lo que pensaba. Tuvo que admitir que haba estado muy ocupado. El rodaje de la segunda pelcula haba sido un no parar. Las entrevistas de promocin para la primera pelcula tomaron la mayor parte del tiempo que quedaba. Aadir firma de autgrafos, responder a cartas de admiradores y encontrar citas para los eventos de alfombra roja Mierda. De repente, jur por lo bajo. Y aqu estoy yo, con la esperanza de que me ibas a decir que finalmente te sentas listo para entrar y firmas libros suspir Gillihan . Qu pasa ahora? Segua sentado en el asiento opuesto, las piernas cruzadas, las manos apoyadas por casualidad en el pantaln perfectamente doblado. Arque una ceja y esper a que Uriel respondiera. Tengo que encontrar una cita para el jueves. Tena una gala en Dallas por la noche. Pregntale a una de la multitud de mujeres que vienen a tus firmas. Preferira no hacerlo. Uriel sacudi la cabeza. Se siente mal, como que estoy enfrentando a mis fans unas contra otras o algo as. Oh, escchate a ti mismo. Gillihan rod los ojos. Uriel lade la cabeza hacia un lado, sus ojos verdes brillando con una advertencia. Gillihan suspir de nuevo. T y tus hermanos estn en ms problemas de lo que vale la pena. Ustedes queran esto, recuerdas? Fue tu decisin. Max se inclin hacia adelante, colocando los codos sobre las rodillas. Apuesto a que ni siquiera recuerdas por qu los enviaron en un principio. Sacudi la cabeza y mir a Uriel por encima de sus gafas.

18

Uriel frunci el ceo A Texas? Max neg con la cabeza. A la Tierra, genio. Pasan unos lamentables mil aos y estn tan sumidos en lo que significa ser humano que dan por

Pgina

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

sentado su propia existencia Hizo una pausa, considerando algo . Excepto, quizs, Miguel. Se toma a s mismo demasiado en serio. No lo he olvidado dijo Uriel con firmeza. Y era cierto. No haba olvidado por qu l y sus hermanos haban adquirido formas similares a las humanas y les permitan residir en la Tierra desde haca dos mil aos. Pero haban estado buscando durante tanto tiempo sin encontrar ninguna seal de una sola Arco que haban llegado al punto en el que, simplemente, no pensaban en ello a diario. Eso era todo. Lo menos que puedes hacer es dejar de quejarte y seguir con tu cada-vez-con-menos-sentido existencia, sin darme ms problemas le dijo rotundamente Gillihan. Las palabras de Gillihan eran abrasivas y destinadas a serlo. Pero Uriel saba que, en el fondo, no era culpa del tutor. Haba estado aqu tanto tiempo como Uriel y sus hermanos y eso era demasiado para que cualquiera pudiera estar sin conseguir nada y tener que sentirse satisfecho, sin importar lo inmortal que sea. Lo siento, Max dijo Uriel suavemente. Gillihan parpade. Se sent con la espalda recta y luego volvi a parpadear. En serio? Tienes razn. Uriel se encogi de hombros y dio una palmada en sus pantalones vaqueros en un gesto de derrota. De qu tengo que quejarme? Las chicas me adoran. Debera estar ms feliz que un cerdo en la mierda Sonri con esa sonrisa que haca que las mujeres se desmayaran en los pasillos. Eso es lo que dicen por aqu, verdad? Max se ech a rer. Es lo que decan, ms bien. Pero ests lo suficientemente cerca. Sacudi la cabeza y se volvi en su asiento para estirar su brazo a travs de la abertura entre su cabina y el asiento del conductor. Justo cuando le sealaba a Nathan de nuevo la tienda, un sonido de gritos llam la atencin hacia las ventanas. Uriel mir tambin. Y entonces los ojos se le abrieron como platos. Es eso lo que yo creo que es? Me temo que s respondi Gillihan. Estn bloqueando la salida dijo Uriel, su tono de voz mezclado con el shock. No haba tiempo para formular un plan. Poda permanecer en el interior del coche de forma indefinida y esperar a la polica o escapar del coche y correr. Rpido. Uriel abri la puerta de la limusina y sali disparado del asiento trasero. Detrs de l, oy que Max le llamaba, pero ignor al tutor y se dirigi directamente a la librera.

Pgina

19

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Ms tarde, y en retrospectiva, se dara cuenta de que ir hacia la librera en vez de alejarse de ella fue, al menos, una decisin extraa. Sobre todo teniendo en cuenta que la multitud de chicas adolescentes ya iban corriendo hacia l como una turba de pueblo medieval que proceda de dicho almacn. Sin embargo, hubo poco razonamiento implicado. Las chicas venan de la esquina de la parte delantera de la tienda, lo que le dio un claro margen a la puerta de atrs. Fue sobre todo el instinto el que impuls a Uriel a travs de la puerta cerrada de atrs del establecimiento. Y fue una fuerza sobrehumana, la que luego le permiti desenganchar la puerta de la cerradura y apresurarse hacia el interior. Sinti que la alarma quera sonar. Utiliz sus poderes para silenciarla y cerr la puerta detrs de l, asegurndose de estancarla lo suficientemente apretada para que se deformara un poco y se mantuviera en su sitio. Las chicas de fuera llegaron justo mientras cerraban los puos y golpeaban con furia el metal de la salida. Se estaban empapando. De hecho, l estaba ms que un poco hmedo de por s. Se pregunt si tambin se haran dao unas a otras mientras empujaban hacia la puerta. Sinceramente, esperaba que no. Pero por lo que sea que pasaba ah fuera y por la cantidad de chicas que parecan surgir, Uriel saba que la puerta no aguantara durante mucho tiempo. Todo lo que tendran que hacer era trabajar en equipo y se abrira. Uriel pas de los baos a su izquierda y se dirigi hacia la seccin de ciencia ficcin de la tienda un poco ms all del vestbulo de salida. All, se detuvo e hizo una mueca. Otra masa de nias, casi tan grande como la primera, se agrupaban en torno a la parte delantera de la tienda. Debe haber habido un centenar de ellas tal vez ms. La puerta tras l cruji y luego rasp. Uriel pens rpido y se meti en el bao de las mujeres. Una vez dentro, cerr los ojos, apret la espalda contra la pared al lado de la puerta y escuch. La puerta de salida de la librera cedi y poda escuchar el estruendo de las acometidas de las nias en el pasillo. Corrieron, sus Converse chirriaron con el agua de lluvia en las baldosas de linleo. Hay que memorizar una serie de instrucciones para poder actuar y la pelcula que protagoniz tambin fue convertida en un libro, as que yo supona que podra leer. Los ojos de Uriel se abrieron para encontrar a una mujer y una nia de pie a unos pocos metros, junto a la puerta del primer puesto. Estuve obviamente equivocada continu, porque a ha confundido el bao de las mujeres por el smbolo sexual ridculamente famoso del bao que est al lado.

Pgina

20

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

El corazn de Uriel dej de latir. Su mandbula se abri. No poda estar viendo lo que estaba viendo en ese momento. No poda estar sintiendo lo que senta. No ahora. No aqu, en un cuarto de bao, despus de dos mil aos. Quiz se haba resbalado bajo la lluvia y golpeado su cabeza. No, eso era imposible. Era relativamente invencible. Ser golpeado en la cabeza no le hara nada, pero lo pondra un poco de mal humor. Realmente se encontraba all de pie delante de l. Era real, poda verla, orla, poda incluso olerla. Ola a champ, jabn y lavanda. Jess, pens, incapaz de abstenerse de dejar caer su mirada por su cuerpo y volver a subir. Ella era todo lo que haba imaginado que sera, desde su cuerpo alto, delgado, con su largo pelo negro hasta esos ojos de color azul ndigo. El color de la noche en la Va Lctea. Su piel, era como la porcelana. Sus labios eran gruesos y de color rosa que enmarcaban una dentadura perfecta y blanca. Ella era un ngel. Era su Arco. Y estaba fruncindole el ceo? A l?

La puerta del bao se haba cerrado firmemente detrs de Christopher Daniels y era claro que haba odo lo que haba dicho, pero aun as, se haba quedado all como si estuviera congelado y Eleanore no poda entender por qu. Seor Daniels, hay algo en lo que pueda ayudarle? Eleanore. pregunt

Tuvo que admitir que cuando Daniels entro por primera vez al bao de mujeres, eso la tomo completa y totalmente por sorpresa. En primer lugar, era an ms hermoso en la vida real de lo que era en su gran cantidad de fotos de prensa. Y ese no se supona que tena que ser el caso en absoluto. No se supona que hay montones y montones de maquillaje involucrados? Trucos de luz? En la vida real los actores no tienen acn, cicatrices, arrugas y millas de races sin teir? En la vida real, los ojos de un actor no parecan brillar como lo hacan en las pelculas. Pero los ojos de Christopher Daniels lo hacan. Eran casi misteriosos, eran tan intensos Por un se acord de los sueos sobre l. Siempre era su mirada la que vea justo antes de despertar. Todas las fotos que haban pegado por todo el pas no les hacan justicia. Sus ojos eran del color de los icebergs rticos, tan verdes que parecan ms que humanos. Eran increblemente hermosos. Estaba de pie en el bao, cara a cara con un famoso actor que era, literalmente, el hombre ms atractivo que haba visto nunca. Y adems, la miraba como si en su lugar, fuera ella la magnfica estrella de cine.

Pgina

21

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

As que estuvo ms que sorprendida cuando, en lugar de sentir mareos y caer sobre l como todas las otras chicas en el mundo parecan hacer, su primer instinto fue hacerle frente. Por qu, exactamente, no tena ni idea. Por entr en el bao de chicas, supuso. De todas las cosas Qu tipo de delito era ese, exactamente? La mente subconsciente de Eleanore saba la verdad. No estaba enojada porque entrara en el bao equivocado, por supuesto. Se enojaba con l por ser quien era y lo que era. Hermoso y famoso. Era un pensamiento conservador. Resultaba obvio que se esconda. Eso era claro. Y por el sonido de las admiradoras que se rean detrs de la puerta, Ellie apostara a que era de ellas de quien se esconda. Increble. En primer lugar, estos chicos luchan con uas y dientes para ascender en el fandom4 y luego se resisten a ser amados por las masas. Qu ocurre con eso? Mientras tanto, se haba olvidado de Jennifer, la nia a la que haba tratado de a ayudar en el cuarto de bao en un principio. Pero Jennifer se notaba claramente a Daniels tambin. Su mano apart de la palma de Eleanore mientras deca: La seorita Ellie hizo que mi estmago se sintiera mejor intervino, completamente de la nada. Vomitaba, pero me toc la barriga y lo hizo detenerse. Eleanore palideci. Oh, no! pens. Cllate, cllate, cllate, no digas nada ms! Fue bueno sigui Jennifer, asintiendo con la cabeza enfticamente, ya a que al vomitar me daba ganas de vomitar un poco ms. Jennifer tena solo unos cinco aos, pero no era tmida. Hizo una mueca y pareca querer apartar los recuerdos con sus pequeas manos. Fue tan asqueroso. Eleanore se sinti ms escaldada. Pas su mirada por el famoso actor y mir a la pared. Tena que recobrar la compostura. Tena que conseguir tomar el control. Finalmente, cuadro los hombros y lo mir para encararlo. Ella parpade. Todava la miraba con fascinacin. Eso era fascinacin, no? No diversin? pens que tal vez era retrasado mental Seor Daniels, voy a encontrar a los padres de Jennifer y estara feliz de anunciar su llegada por el intercomunicador, si lo deseaPgina

22Fandom es una palabra que procede de la contraccin de la expresin inglesa Fan Kingdom (Reino Fan), que se refiere al conjunto de aficionados a algn pasatiempo, persona o fenmeno en particular.4

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Daniels se separ de la pared y dio un paso hacia ella. Sus botas hicieron un ruido sordo en el suelo de linleo. Sonaba peligroso. Una tibia advertencia ertica vibraba a travs del cuerpo de Eleanore. T eres la razn por la que hay tormenta dijo. Ahora tiene sentido. El mundo de Eleanore se puso de punta sobre su eje y el miedo se apoder de ella. Su visin empez a oscurecerse. Perdn? pregunt. Su voz sonaba hueca en sus propios odos. De qu est hablando? No puede saberlo. Neg con la cabeza casi en contra de la posibilidad. Pens en dar un paso atrs, de repente necesitaba espacio. Pero haba una pequea mano en la suya, apretando firme y de la que no poda escapar. Usted es un hombre y este es el bao de mujeres dijo la pequea Jennifer. Christopher Daniels mir a la nia. La nariz de Jennifer se arrug y su mirada reprenda al actor. Pareca estar considerando a la nia por un momento y luego volvi a mirar a Eleanore. Ellie dijo en voz baja. Eleanore trag saliva. Su boca y su garganta se haban secado. Es es Eleanore balbuce ella. Y luego, al darse cuenta que le haba dado su nombre y que tal vez no debera haberlo hecho, apart la mirada y mene la cabeza. Seor Daniels trat de nuevo . Disculpe. Realmente es necesario encontrar a los padres de Jennifer. Est muy enferma. Pas junto a l para abrir la puerta y cuando lo hizo, el aire pareca espesarse a su alrededor, de repente se sinti confuso y empalagoso. Tard siglos en pasar al actor, poda sentir que la miraba mientras se acercaba y no haca prcticamente ningn movimiento para salir del camino. Su cercana era electrizante y la desarmaba, su cuerpo alto, duro y muy real. El tiempo pareca ms lento al abrir la puerta y salir a la tienda. Pero una vez que pas ms all de l, camino tan rpido como poda con un atado de cinco aos de edad, en el brazo, que no era muy rpido despus de todo. Oy unos pasos detrs de ella y mir hacia atrs para ver que Daniels la segua. Mantuvo el ritmo con facilidad, una pequea y decidida sonrisa jugando en sus labios. Christopher Daniels est detrs de m, pens Eleanore. El famoso actor, Christopher Daniels, est detrs de m! Es probable que me est mirando el trasero. Trat de no gemir en voz alta en ese pensamiento Como si importara! No estaba segura de lo que su trasero parecera a su punto de vista, nunca se molest con el espejo en la maana. Y le horrorizada el hecho de

Pgina

23

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Waldenel que pudiera

que le importaba su apariencia, y no estar mirndola Realmente observaba su trasero?

Por supuesto que est mirando mi trasero! pens ella. Es un chico! Eso es lo que hacen! Se reprendi por el monlogo interior digno de preocupacin y una vez ms se pregunt qu haba querido decir con su comentario sobre la tormenta. Saba que haba causado la tormenta? Y si lo saba cmo era posible? No hay manera, pens. Debe de haber querido decir otra cosa. Eleanore se detuvo al lado del escritorio de servicio al cliente y se inclin para susurrarle al odo un poco a Jennifer. Este es nuestro secreto vale? dijo con la esperanza de que la nia entendiera la urgencia con la que haba hecho la solicitud. Jennifer levant la mirada y luego mir a Daniels, quin se apoyaba en una estantera a unos pocos metros, con los brazos cruzados sobre el pecho, su expresin un tanto desconcertada y divertida. Luego asinti con la cabeza, sonri a Eleanore, y el temor de Ellie se hizo patente. Eleanore se irgui y tom el telfono en el mostrador de servicio al cliente. Vio a Daniels asomarse a los bastidores de la multitud por la puerta principal. Una mujer vestida con un traje con una etiqueta con su nombre mir nerviosamente a su reloj y luego se puso de puntillas como si estuviera a buscando a alguien. Se preguntaban dnde estaba su estrella. Haba un hombre alto con traje junto a ellos. Se abra paso a travs de las mujeres y algunos hombres, al frente de la tienda. Eleanore se pregunt vagamente quin era, pero lo dej ir mientras haca un anuncio de nio perdido por el intercomunicador para llamar la atencin de los padres de Jennifer. Cuando termin, puso el telfono en su soporte y se volvi para enfrentar a una agobiada pareja que al instante se arrodill delante de Jennifer consolndola. La madre de Jennifer la cogi en sus brazos y con un rpido agradecimiento a Ellie se dirigieron hacia la salida de la tienda. Ahora Ellie se volvi hacia Daniels, que segua apoyado en la estantera, mirndola. En el segundo siguiente, se incorpor, cerr la distancia entre ellos con dos zancadas y la sujet a la mesa de servicio al cliente, un fuerte brazo apoyado contra el mostrador a cada lado de ella. Eleanore inhal profundamente y su corazn dio un salto mortal en el pecho. Tengo que ir a una fiesta la noche del jueves. Ven conmigo dijo. Estaba tan cerca, su aliento susurr en sus labios, ola a regaliz y menta. Q qu? balbuce. Luego trag y lo intent de nuevo. Qu?

Pgina

24

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Oy un leve sonido de craqueo y bajo la mirada para ver que su agarre sobre la mesa detrs de ella se haba apretado. Se volvi hacia l y vio que su mirada vacil a su boca y regres. Ellie dijo, como si probara su nombre en su lengua. Aqu est la cosa continu en voz baja. Necesito una cita para una gran fiesta de promocin en Dallas. Una gala. No conozco a nadie en Texas que tenga la amabilidad de dejar que me esconda en el bao de mujeres. Sonri con una sonrisa increblemente encantadora. Y te lo agradezco agreg. As que sera un honor si consideraras ser mi cita el jueves de la prxima semana. A Eleanore le llev unos segundos digerir esto. Haba una parte de ella que simplemente no poda creer su situacin en ese momento. Estaba siendo acorralada por Christopher Daniels, en contra de su propio escritorio de servicio al cliente, y le haba pedido una cita. Pero a pesar de la imposibilidad de todo, saba que no era un sueo. Esto se senta demasiado real. Era tan grande. Tan alto y pareca duro, en todas partes. Y su cercana le haca cosas extraas en ella. Ola bien. A cuero de su chaqueta, colonia de despus del afeitado o cualquier gel de ducha que hubiera usado y que creaban una combinacin embriagadora y muy tentadora. No haba un pice en l que no fuera pura masculinidad, desde el conjunto de la mandbula hasta el sonido suave y decidido de su voz. No ests respondiendo dijo, una vez ms echando un vistazo a sus labios como haba hecho antes. Pareca que se inclinaba ms cerca, y a Eleanore le resultaba muy difcil respirar. Significa que lo ests considerando? Cristo, estoy siendo deslumbrada por este idiota. Apenas lo conozco y ya estoy mal. Trat de tragar ms all de un punto en la garganta que se le haba secado. Se pregunt entonces, mientras miraba a esos ojos de imposibles colores, el nmero de mujeres a las que les haba hecho esto ltimamente. Era bueno en eso. Es un actor, se dijo. Por supuesto que es bueno en eso. Eso fue un pensamiento serio. Parpade y sinti que su propia mirada se endureca. l pareci darse cuenta, porque algo brill en sus ojos y su mirada se redujo en respuesta. Hablas en serio? dijo en voz baja. No sabes nada de m y quieres que est de acuerdo solo para ir a una cita, en otra ciudad, contigo. S lo suficiente le dijo claramente. Y s. Quiero que vayas a una cita conmigo. Hizo una pausa y luego aadi de manera significativa. Mucho.

Pgina

25

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Ella le devolvi una mirada ms dura, y luego, antes de que se diera cuenta de lo que haca, tena el telfono del escritorio de servicio al cliente en la oreja y presionaba el botn para encender el altavoz. Daniels pareca tan sorprendido como ella y solo la observ mientras pona el altavoz a su boca. Atencin clientes! Es un placer anunciar a todos que la estrella de la noche, el Sr. Christopher Daniels, est aqu con nosotros ahora y comenzar a firmar autgrafos para todos sus muy apreciados fans. El sonido de gritos se levant en el frente de la tienda y se extendi por los pasillos. Daniels levant la mirada, sin moverse de donde la haba atrapado entre sus brazos. Eleanore, mir hacia atrs para atrapar el movimiento frentico en la tienda. Cuando se volvi para enfrentarse a l, fue para encontrar la mandbula de Christopher tensa y los dientes apretados con evidente irritacin. Sin embargo, su ojos verde hielo volvieron a la cara de Eleanore, y una vez ms atraparon su mirada. Tom una respiracin profunda, calmada y pareci reflexionar sobre la situacin. Luego sonri y se enderez, alejndose de la mesa. Eleanore se qued donde estaba y lo mir con recelo. Por un momento, sus ojos se echaron a su cuello, sus hombros y la espalda de nuevo. Habra jurado que vio una preocupante indecisin cruzar en su hermoso rostro. Pareca como si estuviera tentado de cogerla, tirarla por encima de su hombro, y huir con ella. Fue un placer conocerte, Ellie dijo en cambio, intercambiando miradas con ella por ltima vez. Voy a verte de nuevo pronto. Con eso, se volvi y se dirigi por el pasillo hacia donde le esperaban sus fans. Eleanore estuvo demasiado aturdida para moverse. Lo vio alejarse, y cuando desapareci, escuch. Los saludos de xtasis comenzaron casi de inmediato. Ellas enloquecan por l. Y ahora poda ver por qu. Me pidi una cita, pens. La hermosa, famosa estrella de la pelcula Comeuppance me pidi una cita. Una parte de ella quera estar emocionada ante la idea. Pero otra parte que no crea en l. Fue esa otra parte la que la obligo a anunciar su llegada. Debido a que esa parte de ella tena la sensacin de que Christopher Daniels no era quien pretenda ser. No solo en la pantalla, sino en la vida real. Sabe algo, pens.

Pgina

26

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

No saba cmo era posible, e incluso la idea era indescriptiblemente extraa. Pero de alguna manera, Christopher Daniels pareca saber que Eleanore haba causado la tormenta. T eres la razn por la que hay tormenta, le haba dicho. Estaba dispuesta a apostar un dlar a que incluso sospechaba de su poder de curacin despus de la prematura exclamacin de Jennifer en el bao. Y ahora tambin saba su nombre y donde trabajaba. Varios segundos ms largos y tensos pasaron y el cuerpo de Eleanore por fin se relaj un poco y se dej caer contra el escritorio. Cerr los ojos y se pas una mano temblorosa por el largo pelo. La vida haba llegado a ser un poco demasiado interesante para su gusto. Tal vez ya era hora de mudarse de nuevo.

Pgina

27

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

3Traducido por Panchys Corregido por Melii

odra haber detenido la lluvia si hubiera querido, o si incluso pensado en hacerlo, pero tampoco era el caso mientras Eleanore sala corriendo por la puerta trasera y rota de la tienda, hacia su coche, que fue aparcado en el estacionamiento trasero. Apresuradamente son la alarma, tir de la puerta y se desliz en el interior, golpeando y cerrando la puerta tras ella. All, se sent en el asiento y se qued mirando la parte trasera del edificio del lugar donde trabajaba. Se pregunt si alguna vez volvera a verlo. La oscuridad pulsaba en las ventanas de su coche. Christopher Daniels haba estado firmando autgrafos durante horas. Eran las ocho y la tienda cerraba a las once. Se pregunt dnde ira despus. A su hotel? Dnde estaba su hotel? Una multitud de preguntas llegaban a su cabeza en aquel momento, todas ellas sin respuesta. Dej escapar un gran suspiro y puso la frente sobre el volante. Luego cerr los ojos. Si se iba, esta sera la decimotercera vez que se habra mudado en los ltimos cuatro aos. Comenzaba a tener sueos sobre casas que eran extraas fusiones de los diferentes lugares en los que haba vivido, distintos estilos y culturas todas mezcladas como una especie de inclinacin a las viviendas del Dr. Seuss5. Siempre eran frgiles y se balanceaban un poco con el viento. Y la hacan sentir de esa manera tambin. Frgil. Qu voy a hacer? Vala la pena Christopher Daniels otra mudanza? Realmente representaba algn tipo de amenaza para ella? Incluso si de alguna manera saba que ella era la causante de la tormenta e incluso si se haba dado cuenta de que poda curar, no era de Daniels que quien se asustaba. Era de la fama que vena con l. Siempre le seguan, siempre en el ojo pblico. Si atraa este tipo de atencin sobre ella, podra ser desastroso.

P

Pgina

28

Eleanore dej escapar un suspiro y apret los puos. Poda llamar a sus padres. Pero si esto en realidad era el comienzo de una nueva situacinFue un escritor y caricaturista estadounidense, ms extensamente conocido por sus libros infantiles escritos bajo su seudnimo, Dr. Seuss. Los estilos de sus casas de conocen por ser locos.5

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

peligrosa, entonces sera mejor que su madre y su padre no supieran sobre el tema. No quera hacer que se involucraran ms. Se haban ganado el derecho a mantenerse fuera de ello. Y les hara bien creer que su hija encontr por fin un lugar donde poda residir pacficamente. Dios, saba que deba buscar algo estable. Cuando era pequea, haba pasado el jardn de infantes en tres ciudades diferentes antes de que sus padres se hubiesen dado cuenta de que las cosas iban por el camino equivocado y decidieran educarla en casa con la ayuda de profesores muy bien pagados. Era difcil en aquel entonces porque era mucho menos cuidadosa con los poderes que usaba y cuando los utilizaba. Y a los nios les gusta alardear. Eso era parte de ello. La otra parte era que, cuando era pequea, sus poderes an estaban en desarrollo, y a menudo los haba descubierto accidentalmente. Y eso siempre era una escena. Como aquella vez cuando tena cinco aos y haba comenzado a poner las cosas en el carrito del supermercado, a pesar de que su madre le haba dicho que no poda hacerlo. Muchos nios hacan esto, por supuesto. Pero no muchos utilizaban la telequinesia para hacerlo. Y cuando ella y sus padres se haban ido de campamento y haba enviado las llamas de la hoguera a travs de la maleza circundante con nada ms que un pensamiento. Haba querido ver la danza del fuego. Hubiera sido un desastre si sus padres no hubieran reconocido lo que suceda en ese momento y hubieran hablado con ella para poner el fuego bajo control. Tambin hizo una danza de la lluvia con sus animales de peluche y de hecho, hacer llover era una escena normal para regar las flores silvestres que ella y su madre haban plantado. Con el tiempo, sus padres se acostumbraron a sus sorpresas, ms o menos, y admiraban la maravilla que era su hija en constante cambio. Pero eso no significaba que su crecimiento fuera fcil para ellos. Con el tiempo, empezaron a temer que las habilidades especiales de su hija pudieran ser observadas por alguien poderoso y tal vez no tan agradable, que quisiera usarla para su propio beneficio. Despus de un tiempo, se dieron cuenta que alguien realmente la segua, pero no saban quin. Regresaban a casa para encontrar las cerraduras forzadas. Vehculos extraos con ventanas ilegalmente oscuras, esperaban al final de los callejones. Tenan sus sospechas, los dones de Ellie eran extremadamente atractivos. Eran estos agentes del gobierno? Un grupo terrorista? No haba suficiente evidencia para apoyar cualquiera de sus conjeturas. La idea de su hija siendo utilizada por alguien que le quitara la libertad para tomar sus propias decisiones y vivir su propia vida, era demasiado horrible para soportarlo. As que, independientemente de la atencin que Eleanore haba ganado sin saberlo, evitar una mayor atencin se convirti en una medida de precaucin primordial que termin gobernando sus vidas.

Pgina

29

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Se mudaban con frecuencia y nunca se quedaban en un lugar durante mucho tiempo. Dejaban a Eleanore fuera de la escuela pblica. Le ensearon a vivir con precaucin y estar siempre preparada para tener que salir en cualquier momento. Ahora, la lluvia golpeaba el techo del coche de Eleanore, dirigiendo sus pensamientos hacia un da de lluvia similar hace diez aos. Tena quince y estaba absorta por completo en el video de 3 Doors Down Kryptonite6, que se haba convertido rpidamente en la favorita de ese ao. De repente, su padre irrumpi en su habitacin y tirando de una chaqueta para ella. Vehculos extraos haban sido vistos por amigos de todo el vecindario. Los padres de Eleanore estaban convencidos de que sus peores temores se estaban haciendo realidad y que alguien iba a venir a tomarla. Y as fue que, con una resignacin extraa e insensible, Eleanore haba tirado rpidamente de su bolsa de fuga de debajo de su cama, la haba hecho girar sobre su hombro y seguido a sus padres por la puerta trasera de la casa y por el callejn de barro mojado, hacia el patio trasero de una casa desocupada en la misma cuadra. Su padre, tena un coche aparcado en el garaje de la casa abandonada. Se trataba de un utilitario color gris oscuro con vidrios polarizados y con placas de otro estado. Habra sido un perfecto e indescriptible escape si no hubiera sido por los perros. Cuando los animales escucharon a su familia ir con prisa por el callejn bajo la lluvia, hicieron todo lo posible para llamar la atencin. El ladrido era ruidoso y furioso. Eleanore no poda distinguir sus cuerpos peludos a travs de los listones en las vallas de madera, o habra utilizado sus poderes telequinticos para estrellar los unos contra los otros. Cualquier cosa para que se callaran. En cuestin de segundos, una camioneta blanca se detuvo al final del callejn y dos hombres se bajaron. Eleanore recordaba a uno de ellos rigurosamente. Llevaba una camiseta gris ceida sobre los msculos grandes y un uniforme negro de ejrcito. En su mano derecha, llevaba una aguja. El hmedo metal brillaba amenazadoramente a la gris luz de la lluvia. Ella se las arregl para sacar la aguja de su control y enviarla volando con sus poderes. Pero entonces su padre la arranc a un lado y la empuj a travs de una abertura en una puerta en el callejn. La medio-arrastraron por el patio, y en la distancia, oy gritar a los hombres. Oy el sonido de los neumticos desgarrando en el asfalto mojado y la grava. Ella y sus padres llegaron a la cochera y su madre la empuj hacia abajo sobre el suelo del asiento trasero mientras su padre abra la puerta del garaje.

Pgina

30

6

Doors Down: Banda de rock Americana. Video Kryptonite.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's AngelY luego oscuridad.

Heather Killough-Walden

Los recuerdos de Eleanore se volvieron difusos despus de eso. Record que el coche comenz a andar y ella fue golpeada de lado a lado. Haba un montn de sonido catico y violento. Cristales rotos. Metal sonando como los sonidos de los platos en el lavavajillas. Eleanore lleg a entender ese da lo peligrosas que eran sus habilidades y se dio cuenta plenamente de los muchos problemas que haban causado a sus padres. No, ayudarla no era fcil para ellos. Pero, afortunadamente para ella, aceptaron sus poderes como parte del quin era su hija y la amaban de todos modos, sin fin, profundamente y sin condiciones. Jane Granger asegur que su hija tena un propsito en este planeta y que podra darse a conocer cuando fuera el momento adecuado. Walter Granger se inclinaba un poco ms en el aspecto cientfico de la argumentacin y se preguntaba si su esposa tom demasiado edulcorante artificial el tiempo que estuvo embarazada de Eleanore. De cualquier manera, y sin embargo, estaban bien con ello. Su padre era profesor y los profesores iban donde fuera que las universidades les contrataran, as que fue fcil para l moverse por el pas. Su madre era una abogada que trabajaba por su cuenta, por lo que tambin le era fcil viajar. Y los dos trabajando juntos eran lo suficientemente solventes como para ser capaces de proteger a su hija con una buena cantidad de eficiencia, por lo que Eleanore haba estado bien y realmente agradecida por ese da fatdico. Era un hecho que Eleanore nunca sera capaz de utilizar cualquiera de los estudios de su educacin en casa para una carrera que la obligaba a permanecer en un mismo lugar. Por lo tanto, era malditamente afortunada de que su familia fuera lo suficientemente rica como para facilitarle un siempre-lleno fondo de emergencia. Eleanore pens sobre esto, mientras escuchaba el sonido de la lluvia torrencial en la parte superior de su coche. Se pregunt si tendra que utilizar ese fondo para escapar de un extrao determinado y peligrosamente apuesto Christopher Daniels. Ninguna de sus habilidades la ayudara con este problema en particular. No eran vlidas a la hora de impedir ser descubierta. Esa era la parte de la maldicin de los dones, como dira Adrian Monk7. Poda hacer un montn de cosas muy impresionantes, s. Pero cada una de ellas era tan impresionante que en realidad no poda hacer nada. Porque cuando lo haca, se notaba.

Pgina

31Es el personaje central de la serie televisiva Monk, en la que se relatan las aventuras de un brillante pero manitico detective de San Francisco. Padece un trastorno obsesivocompulsivo (TOC) y muchsimas manas.7

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Como posiblemente haba hecho esta noche. Con la tormenta. Y la pequea nia. As que ahora tena que barajar sus opciones. Irse? Sin previo aviso de dos semanas o cualquier otra indicacin de a dnde se diriga? O quedarse y tomar sus posibilidades con el actor increblemente caliente que la arrincon en la librera y que podra ser la persona por la que estaba a punto de dejarlo todo. Dej escapar un suspiro y levant la cabeza para mirar por el parabrisas. No puedo seguir con esto Cerr los ojos y neg con la cabeza. No mshizo su eleccin entonces y all, en ese momento, mientras los relmpagos iluminaban en la distancia y tronaba una vez ms, se dio la vuelta en el coche. Cualquiera que sea el peligro que Daniels podra o no plantear, lo enfrentara y resolvera. No es que se opusiera a salir de Texas. No era eso, en absoluto. Era que se senta cansada de huir todo el tiempo. La prxima vez que se trasladara, querra que fuera as porque le gustaba el lugar al que se estaba mudando. No porque estuviera desesperada o con miedo. Adems, podra estar equivocada sobre el actor. Tal vez no haba sumado dos ms dos y notado que haba sanado a Jennifer. Y tal vez, su comentario acerca de la tormenta era existencial. Tal vez nunca volvera a verlo y solo intento jugar con ella. Idiota. Con ese pensamiento liberador, Eleanore, meti la llave en el contacto y encendi el coche. Mientras conduca, quiso que la tormenta se fuera y en pocos minutos, las nubes se disiparon y unas pocas tercas estrellas recuperaron su lugar en los cielos. Cuando lleg a su apartamento, aparc bajo su toldo asignado y subi las escaleras hasta la puerta. Entonces entr en la casa, cerrando y trabando la puerta detrs de ella. Abajo, en el tranquilo patio, una figura alta meti las manos en los bolsillos de su caro abrigo. Asinti una vez a s mismo y luego camin por el csped y fuera en el estacionamiento sin hacer un solo ruido perceptible.

Pgina

Uriel se estaba volviendo loco. Era seguro. Durante dos mil aos, haba logrado mantener su sano juicio, a travs de la enfermedad, el hambre, las guerras y una cultura mundial que cambiaba tan rpidamente, que literalmente aturda la mente. Haba tomado todo con calma y trataba de recordar que se encontraba all por una razn. Y una muy buena.

32

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Era ms difcil algunos das que otros. Haba aprendido por las malas que estar abajo del dolor era un muy diferente de lo que era experimentarlo desde arriba. Ah arriba, por ah, haba estado desconectado. Independiente y retirado. A decir verdad, siempre se haba preguntado por qu los humanos se quejaban tanto como lo hacan. La apata era la forma comn de los arcngeles Cmo puede uno identificarse con algo si no posea ningn sentimiento significativo hacia s mismo? Pero una vez que estuvo viviendo con los humanos, todo eso haba cambiado. Uriel no haba sentido nada parecido a la apata cuando haba ayudado a sacar los cuerpos de las aguas o cuando haba caminado junto a Miguel mientras el pobre hombre haba tratado de estar en todas partes a la vez cuando la plaga mataba a tantos, o ms recientemente, cuando haba repartido el pan y el queso en las lneas de gobierno. Y seguro como el infierno que no lo senta ahora. En este momento, estaba lo suficientemente ansioso y frustrado como para incluso contemplar la idea de llamar a sus hermanos para que le ayudaran a salir de esta firma. Ya haba estado aqu durante horas y por el aspecto de la fila de los aficionados, tena por delante varias horas ms. Estara aqu hasta que la maldita tienda cerrara. Ahora que haba encontrado a su Arco, perda un tiempo precioso. Cuando levant la vista del otro mejores deseos y vio a Max en la multitud, hizo una sea al hombre y le pregunt a la siguiente persona en la fila si poda tener un momento. La nia asinti con la cabeza y sonri, probablemente sintindose tan ansiosa como l se senta en ese momento. Gillihan se traslad a la mesa y luego se reuni con Uriel en el otro lado. Y bien? dijo Uriel. Su nombre completo es Eleanore Elizabeth Granger suministr Max. Est bien? pregunt Uriel. Lleg a casa a salvo le dijo Max, susurrando mientras le daba la espalda a la multitud. Y tengo su direccin. Entonces scame de aqu. Necesito volver a verla. Max consider esto un momento. S que ests ansioso. Es comprensible. Pero yo recomiendo esperar hasta maana. No estaba en el mejor estado de nimo cuando se march de aqu y si vas a llamar a su puerta esta noche, lo ms probable es que la asustes hasta la muerte.

33Pgina

La mirada de Uriel se endureci. Quieres que espere? La idea era ms que desagradable para l.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Max suspir, se encogi de hombros en su abrigo, y se quit las gafas para apretar el puente de la nariz. S, espera. Podemos poner a Azrael a vigilar esta noche si ests preocupado por ella. Por qu debera estar preocupado? La mirada sin sentido de Uriel se haba intensificado, provocando sus ojos ahora con una advertencia. Los ojos de Max se abrieron a la defensiva. No s. Qu es lo que no me ests diciendo, Max? Max sacudi la cabeza y se rindi. Empuj a Uriel un poco ms lejos de la multitud que esperaba y baj la voz. Es solo un presentimiento que tengo. Vi el interior de su apartamento a travs de sus ventanas antes de su llegada. Es ms bien minimalista. Como si fuera del tipo que no le gusta estar atada. Creo que la chica se asusta fcil. Se encogi de hombros. Es por eso que sugiero que esperes hasta maana. Uriel suspir profundamente, se apart de Max, se pas frustradamente una mano por el pelo y luego puso sus manos en sus caderas. Se volvi hacia Max. Tambin es por eso por lo que probablemente no debera esperar. No puedes entrar en su apartamento, lanzarla su sobre tu hombro y esperar tener algn tipo de relacin duradera con ella. Ella es mi Arco. Esto debera ser ms fcil. Nada es fcil, Uriel. Sobre todo nada de lo que cuenta. Una vez ms, Uriel suspir. Bien. Al menos scame de aqu, as que puedo hablar con mis hermanos acerca de esto. Max mir desde l hacia la fila de aficionados a la espera de obtener su firma. Uriel saba lo que pensaba. Normalmente, Max exigira que Uriel hiciera frente a la vida que haba elegido y lo llevara hasta el final. Era parte de su trabajo como tutor, asegurarse de que los chicos se comportaban. Sin embargo, esto era claramente diferente. Eleanore Granger era la nica razn por la que Uriel estuviera en este planeta, para empezar. Muy bien. Solo por esta vez. Max ajust las gafas y se march. Y ya que vas a estar hablando con ellos de todos modos, ten a Azrael rastreando la pista de Samael. Me gustara tener una idea de hasta qu punto estamos por delante del juego. Uriel se agachaba y tiraba de la chaqueta del respaldo de la silla antes de que Max hubiera terminado de hablar. Me voy de aqu. Detrs de l, oy una inhalacin brusca. Se volvi para ver a la chica que segua al lado de la fila con su libro agarrado fuertemente contra su pecho. Sus mejillas estaban rojas y sus ojos brillantes de lgrimas. Oh, Dios, pens. Soy un bastardo.

Pgina

34

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Forz una sonrisa en la cara y estir la mano para tomar su libro. Uno ms dijo en voz baja. La nia parpade y trag audiblemente y luego tambin sonri, Muchas gracias, seor Daniels. Este no es para m, es para mi sobrina. Tiene trece aos y tiene faringitis, por lo que no pudo estar aqu. Uriel la mir, y, como sola hacer cuando se enfrentaba con una noticia que le sorprenda, examin su alma de cualquier rastro de mentira. Era algo que todos los arcngeles podran hacer si pensaban y se concentraban, era un poco como poseer un sexto sentido. Estudi a la mujer de cerca y descubri que estaba siendo genuina. Y que realmente era el mayor bastardo en el mundo. El placer es mo le dijo con sinceridad. Cul es el nombre de su sobrina? Mientras Max Gillihan se preparaba para dar excusas por la repentina partida de Christopher Daniels, Uriel escribi un sincero Buenos deseos y puso una fotografa de s mismo entre las pginas del libro. Luego le entreg el libro y pens en Azrael, el arcngel con colmillos y los ojos de color oro brillante. No dejes que te muerdan los vampiros dijo a la chica. En realidad existen, ya sabes. El diseo de la mansin de los arcngeles haba cambiado muchas veces en los ltimos aos, como los gustos de los hombres que vivan en ella parecan cambiar de acuerdo a las preferencias de aburrimiento, comodidad y estilo. Podra parecer cualquier cosa, de verdad. Haba sido enviada junto con su tutor, Max, cuando los ngeles llegaron por primera vez a la Tierra en busca de sus Arcos. Era un espacio vivo y un dispositivo de transporte, todo en uno. Sus propiedades superdimensionales les permitan viajar a travs de sus portales, como si se tratara de un tele transportador, lo que les facilitaba ir a casi cualquier lugar y en cualquier momento que desearan. Sin embargo, al igual que los arcngeles que haban sido separados durante el primer descenso, Max y la mansin se perdieron en el viento y no fue hasta muchos aos despus que los cinco y la mansin se reunieron. Por el momento, los cuatro hermanos estaban reunidos en una cocina relativamente pequea, de aspecto totalmente normal, asentada justo al lado de un saln, tambin de apariencia comn. Todos los arcngeles preferan tener su espacio vital modesto en estos das. Despus de haber vivido en la Tierra tanto tiempo se senta como si, literalmente, hubieran visto de todo. Uriel les envi a cada uno un zumbido en su celular tan pronto como haba dejado la firma y, lleg a la mansin a travs sus propiedades mgicas, todos se las haban arreglado para ir a casa de inmediato. Cualquiera de los arcngeles podra llamar un portal a la mansin desde cualquier parte del mundo, siempre y cuando estuvieran de pie ante una puerta. No importa qu

Pgina

35

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

tipo de puerta fuera. Incluso una puerta de coche o la puerta de un refrigerador funcionaban. Muy bien, as que estamos todos aqu dijo Miguel mientras se sentaba sobre la mesa y entrelazaba sus dedos. Era un hombre alto y sus msculos estiraban el material de su apretada camiseta en el pecho mientras se inclinaba hacia adelante. Su cabello rubio era probablemente un poco ms largo de lo que normalmente prefieren en la fuerza policial, y rizado en la frente. Al igual que todos los arcngeles, su mentn era fuerte. Sus ojos azules eran del color de los zafiros claros. Miguel mir al hombre de pelo negro a la cabeza, cuyos ojos salpicados de oro mbar brillaron bajo la luz de la lmpara. Azrael le devolvi la mirada y la mantuvo con facilidad. Era todo lo contrario de Miguel en muchas maneras. Aunque Miguel era alto, Az era ms alto en varios centmetros, y su pelo era negro como el alquitrn y un poco ms largo. Caa mucho ms all de sus hombros. Su rostro completamente afeitado y plido, un marcado contraste con la oscuridad de su cabello. Incluso El Enmascarado nos ha honrado con el placer de su presencia dijo Miguel en tono sarcstico. Se volvi a Uriel. Entonces sultalo Cul es la gran noticia? La encontr. Uriel no pudo guardrselo ms. Le encant la expresin aturdida que cruzaron las caras de sus hermanos en ese momento. La cocina estuvo extraamente tranquila durante unos segundos. Y luego, con una voz tan resonante y carismtica que le haba ganado millones de fans en todo el mundo, Azrael tom la palabra. Ests hablando de tu Arco. Sus ojos de color mbar comenzaron a brillar. Los otros tres le miraron. Los ojos de Miguel se estrecharon y se volvi a Uriel. Es cierto? Ests hablando de tu Arco? S. Uriel sac una silla y la hizo girar, bajndose con gracia y entrelazando sus brazos sobre la espalda. La reconoc en el momento que la vi. Uriel brevemente cerr los ojos, recordando la primera impresin que tuvo de su Arco. Vestida con vaqueros y un delantal de librera, haba aparecido ante l como un faro de luz vestida con un fino velo de normalidad. Para l, todo en ella era de otro mundo. Es hermosa. Impresionante, de verdad les dijo. La atrap curando a una pequea nia en el bao de una librera. En ese momento, sus hermanos se enderezaron y los pill mirndose el uno al otro a sabiendas. Sonri, incapaz de evitar sentirse orgulloso de Eleanore. Tiene un corazn bueno. Se volvi a Azrael. Max quiere que averiges lo que Sam est haciendo ahora. Azrael era el nico de ellos capaz de realizar una

Pgina

36

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

adivinacin para determinar el paradero y las acciones de un individuo. De hecho, haba mucho que Azrael poda hacer que los otros hermanos no podan. Su forma alterada a menudo era tanto un don como una maldicin. Miguel se sent y respir hondo. Se pas una mano por el espeso pelo rubio y sacudi la cabeza. Sus ojos estaban muy abiertos. No puedo creer esto. Despus de tanto tiempo, para uno de nosotros ver realmente nuestra pareja es como Un sueo sangriento? Interrumpi Gabriel. Uriel lo mir, al igual que los dems. Gabriel era la quintaesencia de alto, moreno y guapo. Considerando que la apariencia de Azrael era dura y de otro mundo, la de Gabriel era con los pies en la tierra, accesible y relajado. Era lo que ms de una mujer haba llamado inminentemente follable. Su fsico era ms o menos igual al de sus hermanos, alto y bien construido. Pero tena un aire descuidado a su alrededor, una especie de aire a Colin Farrell que apuntaba a la sensibilidad y luego mataba con un encanto practicado. Con una mano, Gabriel gir lentamente una botella de cerveza sobre la mesa. Su otra mano estaba casualmente en su regazo. Sus ojos de plata eran severos en contra de su hermoso rostro bronceado. Eso era una cosa que los cuatro tenan en comn, entre algunas otras caractersticas, menos evidentes: sus ojos eran sobrenaturalmente impresionantes. Lo creer cuando la vea dijo Gabe, su acento escocs no tan pesado desde que haba tomado la mitad de una cerveza. Era un hombre fuerte y hermoso, pero por el momento se vea cansado. Uriel se pregunt si Gabe haba tenido un da difcil. Pero no permiti que su preocupacin le impidiera disparar a su hermano una mirada sucia. En la gran pantalla, esa mirada habra causado que las mujeres se metieran las manos en el pecho. Pero Gabriel, por su parte, solo sonri y tom otro trago de su cerveza. Ella es real dijo Uriel. Sin apartar los ojos verdes de su hermano, agreg: y es ma. Los ojos de plata de Gabriel brillaron. Es un desafo? Uriel le ense los dientes. Ya basta! Retumb la voz de Miguel a travs de la cocina. Con hermanos como ustedes quin necesita enemigos como Samael? Sacudi la cabeza y luego mir una vez ms sobre la mesa al ms enigmtico de sus hermanos. Y hablando de Sammy dijo, Max tiene razn. Miguel asinti hacia Azrael. Tenemos que saber dnde est en este momento y lo que est haciendo.

Pgina

37

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's AngelUriel asinti con la cabeza. Lo saba.

Heather Killough-Walden

Azrael lade la cabeza hacia un lado y estudi su hermano. Luego mir a Uriel. Te acuerdas de que el adivinar es en dos direcciones, supongo. Por todos los demonios Gabriel rod sus ojos. Si Joe Black8 aqu presente adivina sobre el hijo de puta, entonces Sam sabr que algo pasa Sacudi la cabeza. No es una buena ideaEl acento se haba profundizando. Qu propones, entonces? pregunt Miguel con calma. Gabriel se encogi de hombros. La protegeremos nosotros mismos hasta que ella decida unirse al estilo de vida de los ricos y famosos de aqu. Le dio una mirada significativa de reojo a Uriel. O sea quien sea que ella elija. Uriel estuvo de pie y fuera de su silla en el instante siguiente, y Gabriel lo sigui, ambos hombres con velocidad de vrtigo. Pero antes de que los dos pudieran encontrarse, Miguel estaba de pie entre ellos, una mano en cada uno de sus pechos. Uriel poda sentir su corazn latiendo debajo de la palma de su hermano. Dije que ya era suficienteMiguel habl con los dientes apretados y los ojos azules brillndole peligrosamente. Luego se volvi hacia Gabriel . Sabes que no es como funciona esto, Gabe. Cada uno de nosotros reconocemos nuestras Arcos. Tu ruido-de-sable es inapropiado en este momento. No olvides que tu propia Arco an est por ah en alguna parte advirti. Y Uriel tiene un gusto por la venganza. Gabriel mir a Uriel. Uriel sonri. Fue una de esas sonrisas totalmente desagradables que hacan temblar a las personas deliciosamente en los cines de todo el mundo. Y estaba llena hasta el borde con la tcita promesa. Detrs de ellos, Azrael se levant empujando lentamente su silla de modo que raspara contra las baldosas del suelo. Los otros tres se volvieron hacia l. Ya era ms alto que los otros, pero su inclinacin por el negro de alguna manera lo haca parecer una torre por encima de ellos. Su pelo largo, negro, ondulado era la carta de presentacin del Enmascarado. En el escenario, el cantante se mantena oculto a millones de personas. Nadie ms que sus hermanos y Max, saba quin era realmente. He hecho la adivinacin dijo en voz baja. Las manos de Miguel cayeron del pecho de sus hermanos. Ya?

Pgina

38De la pelcula Conoces a Joe Black. Joe Black es el nombre que el Sr. Parrish le da a la muerte. (Azrael es el ngel de la muerte.)8

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Azrael se apart de la mesa, sus botas de combate negras resonando con fuerza en el azulejo mientras se diriga desde la cocina hasta el saln y las puertas correderas dobles de cristal que llevaban ms all. Resulta que la preocupacin de nuestro tutor se justifica les dijo mientras utilizaba la telequinesis para destrabar el bloqueo y abrir las puertas delante de l. La manera ms fcil de encontrar la miel es siguiendo las abejas. Samael mantiene un ojo en nosotros como nosotros lo hacemos con l. Ya sabe quin es y dnde est la seorita Granger y est planificando recogerla mientras hablamos. Qu? Los tres preguntaron a la vez. Y Max se acerca por la traccin delantera. Azrael termin antes de salir al balcn y mirar abajo por las tres plantas hacia el masivo patio. Se volvi y asinti con la cabeza a los dems. Dale mis saludos. Voy a buscar el desayuno. Con eso, Azrael sonri, mostrando sus afilados colmillos blancos. Luego se disip en una nube de humo gris y se levant en el viento, donde desapareci por completo en el cielo de la oscura noche. Sangriento fanfarrn murmur Gabriel. Miguel neg con la cabeza y desliz de forma manual las puertas de nuevo. Uriel, en silencio estuvo de acuerdo con Gabriel. Azrael era sin duda el ms interesante de los cuatro y, obviamente, se haba acostumbrado a hacer alarde de la teatralidad que mostraba en el escenario. Miguel volvi hacia ellos y suspir. Estamos a punto de tener una pelea, chicos. Uriel mir por la puerta doble de cristal detrs de l y al negro desconocido ms all. El verde de sus ojos se oscureci. As sea.

39

Samuel Lambent, tambin conocido como Samael para un pblico determinado, se levant lentamente de su enorme escritorio y camin hacia las ventanas francesas que haba detrs de l en su opulenta oficina. Los cristales le devolvan su imagen, un hombre alto, elegante, en un traje gris a medida y extremadamente caro. El pelo rubio ceniza rozaba el cuello de su camisa y chaqueta. Un reloj de pulsera de platino reflejaba las luces del techo. Desde una cara casi dolorosamente hermosa, unos ojos de color gris oscuro miraban con indiferencia al mundo que segua el bullicio sesenta y seis pisos ms abajo. Su reflejo esboz una pequea y satisfecha sonrisa personal, con un intenso carisma y un toque de crueldad. Una Arco, pens. Finalmente. La primera de las cuatro.

Pgina

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

La vida estaba a punto de volverse un infierno ms interesante no? A eso, le dio una sonrisa de pleno derecho, mostrando directamente los dientes blancos. Haba sentido el molesto cosquilleo de la intrusin de Azrael, pero haba estado esperando eso, por supuesto. Samael tena hombres, tanto humanos como de otra especie, trabajando como informadores por todo el mundo. Eran buenos en lo que hacan; Samael nunca tuvo que esperar para obtener los resultados. Y tan pronto como haba recibido la palabra de uno de sus agentes de que Uriel haba localizado a su alma gemela, haba estado esperando por esa intrusin. La cuestin ahora, sin embargo, era cunto tiempo tendra para actuar antes de que la Arco aceptara a Uriel como su compaero. Con ese pensamiento, se volvi y cogi la carpeta archivadora que haba sobre la mesa. Con dedos largos y hbiles, dio la vuelta al abrirla y baj la mirada hacia la fotografa. Eleanore Elizabeth Granger susurr, sus ojos de color gris oscuro se encendieron con chispas de color rojo en el centro. Un nombre precioso para una adorable criatura agreg. Por supuesto, ya lo saba todo acerca de ella. No haba elegido su profesin terrenal a la ligera. Era el fundador, presidente y director ejecutivo de la mayor compaa de medios en el mundo. En el centro de medios de comunicacin estaba la informacin y l era su rey. Con los aos, haba acumulado tanta poder a travs de sus multitudinarios canales, que ya poda obtener el conocimiento sobre todo lo que deseara, o sobre cualquier persona que quisiera, en un momento. Cualquier cosa que no pudiera conseguir por los canales habituales podra obtenerla a travs de sus agentes por medios no tan ortodoxos. Continu mirando la fotografa de la mujer. Sus padres y amigos la llamaban Ellie. Se ri de eso, un sonido melodioso y profundo. Si alguien hubiera odo la risa, habra sido hechizado. Tena una voz embriagadora, tan hermosa que solo podra compararse con otro ser en la Tierra. El Enmascarado, tambin conocido como el arcngel Azrael, posea una voz poderosa tambin, pero era ms profunda que la de Samael. El Enmascarado tena una voz que sonaba como una premonicin de malos presagios. Como un fuego acogedor pero peligroso. Como la muerte. Samael, por el contrario, sonaba como la seduccin. Samael tir la carpeta de nuevo en el escritorio y se volvi hacia la ventana una vez ms. Luego sac un telfono plateado y delgado, del bolsillo interior de su caro traje gris. Lo abri y su mano brill un momento. Puso el telfono en la oreja y esper. Contestaron al segundo sonido. En el otro extremo de la lnea, Uriel no dijo nada. La hermosa estrella de cine haba aprendido hace mucho tiempo que lo mejor era dejar que el chico malo hablara primero.

Pgina

40

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

As que Samael sonri y se entreg a l. Tienes que tomar una decisin, amigo mo. Uriel permaneci en silencio, pero Sam poda sentir la ira del arcngel incluso a travs de la distancia. No perdi el tiempo. Entrgala o pirdela. Ri entre dientes al pensar en la joven Eleanore y la forma drstica en que su vida estaba a punto de cambiar. El tiempo es corto. Cerr el telfono y lo guard. Sr. Lambent? Sam se volvi hacia el joven que se encontraba en la puerta. Su avin ha llegado, seor. Y su coche est esperando. Samael asinti con la cabeza, cogi la carpeta de archivos y sigui al joven fuera de su oficina.

Uriel se qued mirando el telfono en su mano y poda sentir sus ojos verdes brillando. Bueno, sabamos que esto iba a pasar no? dijo Gabriel. Roz a Uriel mientras caminaba hacia el rellano de la escalera de mrmol. Miguel lo sigui. Ambos lo vieron tomar la llamada. Uriel sigui mirando el telfono. Entonces, muy lentamente, lo cerr y lo guard. Nunca se haba sentido tan enojado. Max, alguna noticia? pregunt Miguel mientras bajaba las escaleras para encontrar al tutor en el fondo. Uriel se asom por la barandilla. Max Gillihan cerraba la puerta detrs de l, tres pisos ms abajo. Con una explosin de fuerza sobrehumana, Uriel salt sobre la baranda del balcn, baj los tres pisos del vestbulo de mrmol y se agach para absorber el impacto mientras sus botas golpeaban el suelo. Se volvi hacia Max. l lo sabe. Max se detuvo, levant las cejas. Estoy asumiendo que Samael contact contigo. Uriel acaba de recibir la llamada le dijo Miguel. Max mir a Uriel, al ver sus ojos brillantes suspir profundamente. Ya veo Sacudi la cabeza y pas junto a Uriel para subir por las escaleras hacia la cocina. No tenemos mucho tiempo, entonces Mir por encima del hombro a Uriel. Qu te dijo?

Pgina

41

Que la deje ir o la pierda repiti Uriel. Poda escuchar la ira detrs de sus palabras. La quiere para l, no? sugiri Miguel, con un bajo tono de voz. l y los dems siguieron Max por las escaleras.

FORO LIBROS DEL CIELO

Avenger's Angel

Heather Killough-Walden

Es lgico dijo Max. Es por eso que nos sigui hasta aqu todos estos aosEmpuj a travs de las puertas giratorias de la cocina. Pero eso es mejor q